Ricardo Busciglio: De futurible argentino a base defensivo

Ricardo Busciglio: De futurible argentino a base defensivo
Jugando para Cáceres 2007-08 (Foto: Solobasket).

Javier Ortiz Pérez

Durante la primera década del siglo XXI en Lugo se apuntaron con todas las de la ley a la moda que hubo entonces en el baloncesto español de fichar a todo lo que oliese a promesa argentina para desarrollarlo y convertirlo en estrella. Un poco el ‘método Baskonia’ (desde Marcelo Nicola a Andrés Nocioni, entre otros), pero… con mucha menos suerte. Ninguno de los argentinos que trajo el Breogán para su cantera terminó teniendo peso en la primera plantilla. Y en esas está Ricardo Busciglio y su único partido como celeste en la temporada 2004-05. Después tuvo una pequeña carrera en España en la que no pasó de LEB Plata.

Busciglio tenía cierto cartel cuando llegó. Nacido en Resistencia, al norte del país y en la frontera con Paraguay, se asomó muy joven a la LNB con el Libertad Sunchales, el club en el que pasó la mayor parte de su juventud. Quizás fue el jugador más interesante de su generación a juzgar por lo sucedido en el prestigioso Torneo Junior de Mannhein de 2004, cuando Argentina logró el subcampeonato, solo superado por Turquía. Él alcanzó los 20 puntos y 6 asistencias en la final rodeado de jugadores que tampoco tendrían gran recorrido en Europa.

 En una imagen de 2011 (Foto: http://superbasquet20.blogspot.com/).

Un par de meses después, con 18 años, fichó por el Breogán, que le asignó al vinculado Estudiantes en Liga EBA. Mientras conseguía una rápida nacionalización italiana, en tres temporadas solo consiguió jugar 1 minuto y 35 segundos con el primer equipo, que en su posición estaba bien servido. Por el medio hubo cesiones al Calpe (LEB Oro) y Casale Monferrato  (Lega 2) que no parecieron aportarle demasiado.

Desvinculado del ‘Breo’, lo siguió intentando en España tres años más, pero sin pasar de equipos aspirantes al ascenso en Plata: primero Cáceres (2007-08), luego Palencia (2008-09, ascenso a Oro) y finalmente Clavijo (2009-10). Su protagonismo fue mejorando, pero quedó quedó encasillado como un jugador defensivo, dinámico a nivel físico, pero con poco muy tiro exterior. Es curioso esto último porque en sus primeros años aquí exhibía buenos porcentajes desde el triple que se fueron desplomando con el paso de las temporadas. Al final, su vía para anotar acabaron siendo únicamente las penetraciones.

En 2011 regresó a su país, jugando en Estudiantes Concordia y Club Atlético Sarmiento hasta 2013. Es entonces, todavía a buena edad (27 años), cuando se le pierde la pista a nivel profesional. Intercambié unos mensajes con él hace un tiempo a través de Facebook y prometió responder al cuestionario que le envié, pero nunca lo hizo y de hecho ese perfil ha sido suprimido. Un misterio pues su paradero y ocupación actual…

MÁS JUGADORES BASKET LOVER