Joe Ragland: Rentabilísimo hallazgo del UCAM Murcia

Joe Ragland: Rentabilísimo hallazgo del UCAM Murcia
Con el Olimpia Milano (Foto: Euroleague).

Javier Ortiz Pérez

Uno de los mayores aciertos de la última década en la dirección deportiva del UCAM Murcia este Joe Ragland. Fue uno de esos ‘jugadores-incógnita’ que aterrizan directamente de la NCAA, sin un paso previo por el ‘draft’ alguno, pero acaban funcionando realmente bien tras una rápida adaptación. A eso hay que sumarle que, como firmó dos temporadas y en Cantú se encapricharon realmente de él, el club español le sacó nada menos que los 250.000 euros de su cláusula de rescisión.

Ragland es un base de 1,82 pequeño, pero muy rápido, espectacular, y con enorme descaro. Nacido en Massachussets, tras surgir desde un ‘junior college’ muy anónimo, North Platte, lo hizo realmente bien en su periplo universitario. Sin embargo, fue en un equipo de los que no hacen especial ruido a nivel nacional, Wichita State, por lo que no apareció en el ‘radar’ de la NBA. Sí jugó la liga de verano con los Golden State Warriors.

En Murcia se fijaron en él en aquel verano de 2012 con el ‘extra’ de que además podía conseguir el pasaporte de Liberia, un país de poco pedigrí baloncestístico, pero que cuenta con la condición de ‘Cotonou’. “Se caracteriza por su velocidad y su tiro de larga distancia. Su físico atlético le permite defender a toda cancha y montar contraataques de forma veloz”, destacó el UCAM en el comunicado en el que se oficializaba su incorporación.

Llegó algo tarde a la pretemporada y en conseguir el nuevo pasaporte que le iba a permitir no ocupar plaza de extracomunitario y tardó un mes en poder debutar en competición oficial, pero cuando lo hizo logró un papel importante a las órdenes de Óscar Quintana: 11,2 puntos y 2,4 asistencias en 23 minutos en pista, brillando especialmente ese 41,7% en triples (17,1 de valoración). “Zurdo, bajito, muy animal, muy fuerte, un killer”, le recuerda Arnau Moreno, preparador físico del equipo durante aquella temporada, que halaga su “valentía” dentro de la cancha (“le gustaba asumir responsabilidades”). También destaca su talante: “era un tío superfeliz, cero problemático”, añade.

En su temporada con el UCAM Murcia (Foto: acb Photo / J. Bernal).

Moreno llega a calificar aquella campaña de “increíble” y lo confirma el hecho de que, cuando el UCAM dio por terminada la liga regular sin meterse en los ‘playoffs’, recibió el interés del Cantú para una cesión de cara a los ‘playoffs’ italianos. En ellos mejoró incluso sus estadísticas españolas (13,9 puntos y 3,2 asistencias en 28 minutos), lo que impulsó su fichaje definitivo allí por la reseñada (e importante) cantidad de 250.000 euros. Lamentablemente, no ha regresado a España y, con 31 años, empieza a ser algo tarde para que sea así, pero nunca se sabe.

Eso sí, no se ha movido de Europa, casi siempre en equipos de prestigio  y cumpliendo a la altura de muy buenos contratos. Hasta tuvo un par de experiencias en la Euroliga (Milán 2014-15 y Pinar Karsiyaka 2015-16). Y es que Italia (hay que sumar un tercer club, el Scandone Avellino, y una segunda etapa en Cantú la pasada campaña) y Turquía (Darussafaka) parecen haber sido sus sitios predilectos. También ha jugado en Rusia (Lokomotiv Kuban), Serbia (Estrella Roja) y, actualmente, Israel (Hapoel Eilat).

OTROS JUGADORES BASKET LOVER: SANGRE CALIENTE GLADYR