Sasa Borovnjak: Jovencito en ‘GranCa’, MVP en Portugal, clave en Palencia

Sasa Borovnjak: Jovencito en ‘GranCa’, MVP en Portugal, clave en Palencia
Aterrizando en Gran Canaria (Foto: Gran Canaria).

Javier Ortiz Pérez

Poco tiene que ver el aspecto de Sasa Borovnjak cuando llegó a la isla de Gran Canaria hace casi siete años si se le compara con el de ahora. Entonces era un chico con cara de niño que apenas participó en sus únicos ocho partidos en la Liga Endesa, mientras que ahora es pieza fundamental en las zonas de un aspirante de la LEB Oro como el Destino Palencia. Entre medias ha sido sobre todo un jugador dominador en Portugal.

Nacido en la muy baloncestística Belgrado, lo suyo siempre fue el balón naranja. Su padre jugó y también lo hizo su hermano, Dejan, que le había abierto el camino en el ‘GranCa’ en el 2011. “Es mi deporte favorito desde los diez años, mi pasión, con lo que he crecido”, comenta. Eso le llevó a Estados Unidos muy joven, donde estuvo dos años en ‘high school’ (North Carolina Christian Academy) y cuatro más en la universidad de Penn State. “Fue la mejor época de mi vida. Estuve en buenos equipos, con grandes expectativas, y me hubiese gustado me quedarme más  tiempo”, apunta.

Cuatro años en el Oporto (Foto: FIBA).

Cuando en 2013 volvió a Europa le esperaba con muy poca cancha el Ikaros Kallitheas griego. Aquella campaña la terminó en Gran Canaria y, pese a la intrascendencia estadística también en esos dos meses (1,5 puntos y 1,4 rebotes en 5,1 minutos), saca lo positivo: “Era mi año de novato. Jugué para Pedro Martínez en una gran plantilla y aprendí mucho. Me quedo con ese buen recuerdo”.

Tocaba demostrar que podía ser un jugador en el que se podía confiar y eligió bajar dos peldaños con el Zornotza de LEB Plata. “Llegué tarde y venía de tener algunos problemas, pero me vino muy bien. Jugué mucho y eso me vino muy bien para mi carrera en el  futuro”, relata. Su lugar en el mundo parecía estar en Portugal, primero en el modesto Lusitania y después en el poderoso Oporto, donde logró dos MVPs de la liga. “Fue muy divertido. Jugué buen baloncesto. Aparte de los premios individuales, lo más importante es que luchamos por los títulos y ganamos algunos”, relata.

Allí le echó el ojo seguramente Arturo Álvarez, su actual entrenador que pasó unos meses en el Benfica: “Tenía varias opciones y quería volver a España. Palencia es una gran elección”.

¿Y cómo es, para quien no siga la LEB Oro directamente? Con 2,06, posee grandes fundamentos, sobre todo ofensivos. Si a él se le pregunta, responde que “es difícil analizarse a uno mismo”, pero destaca que puede “hacer muchas cosas en ataque y sé leer el juego, dentro y fuera de la zona. En defensa también puedo ayudar”. “Hablamos de un jugador puramente interior. Una referencia en la pintura, con buen juego de pies. Un jugador que continúa muy bien los bloqueos, que rebotes mucho. Un clásico pívot de los de siempre. Creemos que con Sasa la pintura queda muy protegida”, tercia Álvarez. Con 31 años ya no es el crío que aterrizó aquella mañana en Las Palmas de Gran Canaria.

OTROS JUGADORES BASKET LOVER: ÉXITO EN CÁCERES Y LOS DESPACHOS NBA

En la actualidad, con el Destino Palencia (Foto: Víctor Quintana).