Fulvio de Assis: Base brasileño de paso por Granada

Fulvio de Assis: Base brasileño de paso por Granada
En Brasil.

Javier Ortiz Pérez

En el contexto de querer observarle de cara al futuro es donde hay que encuadrar la incorporación de Fulvio de Assis al Granada para los últimos partidos de la temporada 2009-10. Aquello resultó sorprendente porque no es que los andaluces necesitasen a un base en aquellos momentos, sino más bien un pívot, ya que Curtis Borchardt arrastraba un persistente lumbalgia, pero apareció la posibilidad de este director de juego brasileño con pasaporte italiano y para La Alhambra que fue.

Solamente disputó tres encuentros y no llamó la atención. De su intrascendencia hablan más bien los números: jugó 31 minutos en total y solamente logró anotar dos puntos, ambos de tiros libres, tras fallar sus cinco intentos de campo. Tampoco es que repartiese mucho juego (dos asistencias).  La sensación de que fue un fichaje improvisado fue que procedía de la Lega 2, del Pallacanestro Roseto, donde al menos por números no lo había hecho nada mal (10,2 puntos y 2,2 asistencias en 28,5 minutos).

También había tenido otra experiencia internacional en Venezuela con los Trotamundos de Carabobo. Parece un jugador con buen cartel en su país hasta el punto de ser llamado para la selección absoluta (plata en el Campeonato Sudamericano en 2004 y oro en el de 2010). Llegó a estar a las órdenes de Moncho Monsalve allí, por cierto.

Con la selección (Foto: FIBA).

Ha pasado por buena parte de los ‘grandes’ del país, como Corinthians, Paulista, San José, Brasilia, Vasco da Gama, Bauru y, desde 2019, el Mogi das Cruces. En cuatro ocasiones ha estado en el mejor quinteto de la liga y hasta fue MVP de la competición en 2010 cuando, con San José, ganó el título de campeón con una temporada sobresaliente (14 puntos y 8 asistencias). Siguiendo cierta tradición de que los latinoamericanos postergan más que los europeos su retirada (por lo general), todavía da guerra con 39 años cumplidos el pasado 15 de agosto. Por lo que se ve, su rendimiento aguanta: 6,2 puntos y 4,6 asistencias la temporada 2019-20. En la estadística de pases de canasta es, de hecho, el líder histórico de la NBB. Y hasta ha sido llamado para las ‘ventanas’ de clasificación para el Mundial del 2019.

En una entrevista en su país comentaba hace unos años que la experiencia europea le había resultado positiva. “En Italia y España, los partidos son fuertes y muy técnicos. Aprendí mucho jugando allí. Disfruté mucho jugando al baloncesto español por la estructura del equipo y la organización del campeonato. A pesar de ser de corta duración, fue una experiencia fantástica”. Según se cuenta ahí, no tenía intención de volver tan pronto, pero “como tuvo problemas con algunos agentes, decidió que la mejor opción para su carrera era regresar a Brasil, donde dice tener una mejor organización y más visibilidad que en años anteriores”.

MÁS JUGADORES BASKET LOVER: UN GEORGIANO SIN FORTUNA