David Barlow: Bisagra ‘boomer’ entre el ‘3’ y el ‘4’

David Barlow: Bisagra ‘boomer’ entre el ‘3’ y el ‘4’

Javier Ortiz Pérez

David Barlow cumplirá el próximo 22 de octubre la bonita cifra de 38 años, pero ahí sigue, dando guerra con su estilo que mezcla casi a la perfección el espíritu guerrero y la sutileza. De lo mejor que ha dado Australia en el presente siglo entre los que no llegaron a la NBA y que aquí hemos podido disfrutar en tres equipos distintos: CAI Zaragoza (2009-2011), UCAM Murcia (2011-2013) y, muy sucintamente, Obradoiro (2017).

Barlow, nacido en Melbourne, es un ‘jugador bisagra’ entre el ‘3’ y el ‘4’, sin que en ninguna de las dos posiciones pueda encasillársele. Con sus 2,05, y sobre todo al inicio de su carrera, tiene la suficiente movilidad como para ser alero, pero su tiro exterior le hace peligro en el puesto de ala-pívot, para el que no le falta físico en la lucha por el rebote y la defensa. Le gustaba decir que podía jugar hasta de base y se asegura que así lo hizo en su país en su momento.

Una joya que importaron desde Zaragoza en 2009 ¡para la LEB! Hasta entonces había pasado toda su carrera en casa, entre los equipos de Melbourne y Sydney, y fue uno de esos lujos que a menudo se permitía el entonces CAI en su lucha por subir. Con 12,5 puntos y 6,2 rebotes, nuestro hombre fue importante para lograrlo, sumando una campaña más a continuación a orillas del Ebro en la máxima categoría. Aquellos 8,1+4,9 los clavó la siguiente temporada en Murcia, donde estaría dos años.

Murcia, de 2011 a 2013 (Foto: UCAM Murcia).

Siempre fue un jugador querido por la grada por su estilo tan ‘expansivo’.  “Me gusta mucho esta ciudad, me gusta mucho el club, quería seguir con Óscar (Quintana) y quiero ser parte del crecimiento del club. Creo que este club puede llegar a sitios más altos y me gustaría verlo”, comentó tras renovar en Murcia.

Pasó una temporada más en Polonia, pero echaba demasiado de menos Australia (“es muy difícil estar muy lejos de la familia y además el viaje es un infierno”). De allí solo se ha movido desde 2014 para jugar al final de la 2016-17 con el Obradoiro como refuerzo para la recta final. Sin embargo, aquello no salió bien: tras  su encuentro de debut (9 minutos ante el Joventut), sufrió persistentes problemas en un gemelo que le impidieron saltar más a la pista.

Habitual con la selección australiana (Foto: FIBA).

Eso sí, reconocía que en España el baloncesto se vive más que en Australia. “Hay más equipos y apoyo. En España es el segundo deporte, en Australia hay futbol australiano, rugby, cricket, ‘soccer’… que están por encima del baloncesto. Es diferente. Aquí el baloncesto gusta más”. Y otra cosa que seguro que añora de aquí son las gambas al ajillo: “A cada sitio que vamos de cocina española las pido. Me gusta comerlas con pan”.

Paralelamente, ha sido un habitual en la selección ‘boomer’, disputando los dos Juegos Olímpicos y tres Copas del Mundo, incluyendo, aunque fue testimonialmente (dos partidos) la de China.

Sobre su planes de futuro, en 2012 comentaba que le gustaba mucho “el trabajo físico” relacionado con el baloncesto. “Creo que podría ser entrenador o preparador físico”. Pero de momento lo que le ocupa son las canchas con los Melbourne United, con los que renovó recientemente. En la 2019-20 firmó 7,9 puntos y 3,8 rebotes en 22,3 minutos, que no está nada mal para alguien que se acerca a los 40 años. ¿Llegará a ellos en activo?

MÁS JUGADORES BASKET LOVER: BRIAN ASBURY, UN ANOTADOR SIN TIRO