Luka Zoric: Gran hallazgo croata que cautivó al Carpena

Luka Zoric: Gran hallazgo croata que cautivó al Carpena
Dos excelentes temporadas en Unicaja (Foto: acb Photo).

Javier Ortiz Pérez

A menudo se dice que las temporadas se ganan o se pierden en verano, cuando se hacen las plantillas. Pero quizás habría que ampliar eso un poco más atrás y las temporadas futuras también se ‘juegan’ durante todo el año: hay que estar muy pendientes del mercado y de ‘cazar’ las piezas interesantes cuando todavía los demás no se han dado cuenta de que lo son. Es la historia de Luka Zoric en el Unicaja: de desconocido a ídolo de la afición fruto de un gran ‘scouting’. Lástima que su segunda etapa en España, unos años después en el Betis, se viese drásticamente interrumpida porque pidió marcharse aduciendo problemas personales.

Se trata de uno de esos jugadores de despertar tardío. Pívot grande y de la ‘vieja escuela’, la Cibona no terminó de confiar en él en sus años de formación, cediéndole a varios equipos a cual más modesto desde 2001 a 2005 (Zabok, Karlovac, Dubrava, Braunschweig, Dubrovnik). Su carrera no acababa de encontrar el sitio y nadie esperaba que en el KK Zagreb consiguiese un nivel tan alto como para ser MVP de la Liga Adriática en 2011… cuando ya Unicaja le tenía amarrado con un contrato por tres temporadas.

“Llevo 6 meses esperando este momento, y sólo me planteé salir de mi equipo para venir a Málaga, por eso ahora estoy realmente feliz”, contó cuando fue presentado.  Se definía como “un jugador que se desenvuelve en las posiciones de 4 o de 5, pero siempre estoy al servicio de mis entrenadores y por ello puedo jugar incluso de 3 (…).Voy a poner todo mi corazón para poder dar lo máximo al equipo como he hecho en Croacia. Estoy preparado para jugar 5 ó 40 minutos, para mí lo importante es el equipo”.

Traspasado al Fenerbahce por casi un millón (Foto: EuroLeague).

Una apuesta realmente fuerte de 400.000 euros de traspaso desde Los Guindos, pero que terminó saliendo bien. Tras un primer año de adaptación bastante bueno (10,7 puntos y 4,5 rebotes), en el segundo se convirtió en el líder en la pista (11,5 y 4,6), con una especial facilidad para conectar con la grada. En 2013 Zeljko Obradovic insistió al Fenerbahce en que se hiciese con sus servicios, llegándose a pagar 900.000 euros (tenía una cláusula de 1,5 millones) que le vinieron fenomenal al Unicaja para afrontar una incorporación que sigue siendo importante en nuestros días, la de Carlos Suárez. En su ‘debe’ estar no haber pisado los ‘playoffs’ en una época realmente mala del equipo.

En Turquía fue de más a menos y no cumpliría los tres años que firmó, volviendo a casa con el Cedevita. El Betis pareció acertar en la 2016-17 cuando le repescó para la Liga Endesa y le dio los galones de pívot titular, siendo el jugador más valioso de la primera jornada (22 puntos y 11 rebotes frente al Estudiantes, 30 de valoración). Dejó fríos a todos cuando tras ocho jornadas pidió rescindir su contrato para volver a Croacia. No terminaron de trascender los motivos, pero debieron ser importantes porque siempre tuvo fama de gran profesional. Cerraba así 75 partidos en la Liga Endesa con 11,3 puntos y 4,6 rebotes de media en 23 minutos.

No se ha movido de allí desde entonces, teniendo una tercera etapa en la Cibona con mucho protagonismo al fin y después pasando al Zadar. Esta última  campaña, al borde la retirada con 35 años, ha disputado unos pocos partidos, seis, en el Samobor, de la segunda divisón, donde ha demostrado que anda sobrado para esa competición (25,2 puntos y 10,5 rebotes… ¡en 38,3 minutos!). Es una incógnita si seguirá jugando…

MÁS JUGADORES BASKET LOVER

Solo ocho partidos en el Betis (Foto: acb Photo).