Erden Arslan: Buen sustituto temporal de Planinic en Vitoria

Erden Arslan: Buen sustituto temporal de Planinic en Vitoria
En el Efes Pilsen, la temporada siguiente a jugar en Vitoria (Foto: Euroleague).

Javier Ortiz Pérez

El fichaje temporal de Erden Arslan por el Baskonia mediada la temporada 2006-07 fue uno de esos que toma más valor con el paso de los años. En aquel entonces no pareció un jugador sobresaliente, y de hecho cuando terminó su sustitución se marchó sin que nadie le añorase especialmente, pero con el tiempo se ha confirmado en un hombre importante como director de juego en su país natal, Turquía. Seguramente hubiese tenido un buen hueco en la liga española si hubiese querido, pero parece que claro que ha estado más a gusto y ha tenido mejores contratos sin moverse de casa.

A Arslan probablemente le faltaba un punto de madurez en aquel enero de 2007 cuando llegó a para suplir al lesionado Zoran Planinic. Tenía 24 años, se había formado en el Efes Pilsen y disponía de algo de experiencia internacional con el Olimpia de Ljubiana, del que procedía. También era ya a esas alturas un fijo en la selección de su país, con la que había disputado el verano anterior el primero de los tres Mundiales que ha terminado jugando. Con 1,90 se trataba de un base puro, con menos potencia ofensiva que el hombre al que veía a relevar, pero sí que dio síntomas de tener muy buena cabeza.

Su entrenador, Velimir Perasovic, le elogió después de debutar ante el Gran Canaria a las pocas horas de incorporarse.  “Se ve que tiene oficio y que nos puede ayudar. No es el mismo estilo de Planinic, que podía jugar de ‘2’, pero tiene velocidad, agresividad y nos puede ayudar. Hoy lo ha demostrado, si no eres un buen jugador no es fácil jugar un buen partido como lo ha hecho él nada más llegar”, explicó. En sus ocho partidos ligueros con el conjunto vitoriano no dejó de tener el papel de complemento de Pablo Prigioni, alternando los buenos días (11 puntos en 25 minutos ante el Murcia, 13 en 20 ante el Joventut) con otros francamente discretos (sin anotar en los 4 y 12 minutos de los que dispuso ante Fuenlabrada y Valencia). También tuvo la ocasión de jugar la Copa del Rey en Málaga con irrelevantes actuaciones en la victoria ante el Caja San Fernando en cuartos y la derrota ante el Madrid en semifinales.

Con su selección (Foto: FIBA).

Con Planinic ya de vuelta, apenas 4 minutos con 3 puntos en la jornada 25 ante el Menorca fueron su despedida del baloncesto español para siempre (5,1 puntos en 13 minutos). El Panionios fue su tercer equipo aquella temporada, la única de toda su carrera que jugó fuera de Turquía. Desde ese 2007 ha sido un habitual de grandes y menos grandes de la liga otomana desde el regreso al Efes (2007-11) a su incorporación al Bursaspor esta última campaña, pasando por Galatasaray, Darussafaka y Turk Telekom. Está ya en 37 años, por lo que la retirada es una posibilidad latente.

Su mayor momento de gloria a nivel individual y colectiva llegaría en 2010. Fue uno de los doce hombres elegidos para jugar en casa el Mundial, logrando la medalla de plata.  Con 12 puntos en 20 minutos (3/5 en triples) fue muy importante para derrotar a Serbia en semifinales, quitándole foco por una vez a Kerem Tunceri en la posición de ‘1’. Cuatro años después, en la cita que se disputó en España, sí fue titular.