Vasileios Xanthopoulos: Toda la vida en Grecia… excepto un año en el ‘Obra’

Vasileios Xanthopoulos: Toda la vida en Grecia… excepto un año en el ‘Obra’
1 – Temporada 2013-14 en el ‘Obra’ (Foto: acb Photo).

Javier Ortiz Pérez

La única temporada de su vida en la que Vasileios Xanthopoulos ha jugado fuera de Grecia la pudieron vivir en Santiago de Compostela. El Obradoiro le incorporó como un fichaje de indudable renombre en el verano de 2013: aunque obviamente era un reserva, venía de un equipo de Euroliga como el Panathinaikos. Y no hacía tanto, en 2011, había disputado el Eurobasket con la selección absoluta.

Pero se ve que quería vivir la experiencia de jugar fuera tras un largo periplo en Near East, Panathinaikos (tres etapas distintas), PAOK, Panellinios y Panionios (dos etapas). El director general del club, José Luis Mateo, celebró la operación y habló de sus características: “Es un jugador que responde perfectamente a las características que estábamos buscando para el puesto de base. Xanthopoulos es un verdadero director de juego, con una apreciable capacidad táctica y que se encuentra más cómodo pasando que anotando. También destaca por su faceta defensiva y, sobre todo, por la pasión que imprime a todas sus acciones, que encaja perfectamente con el 'Espíritu Obradoiro'”. También valoró “que haya decidido cambiar la zona de confort de vivir en su casa y tener un mejor contrato con uno de los mejores equipos de Europa por el desafío de venir a Santiago a ser un hombre importante en un equipo de la Liga Endesa”.

Con el AEK Atenas, uno de sus últimos equipos.

En la pista no hubo tanto lujo como el prometido. Aunque efectivamente el griego era un base puro, de esos que no mira especialmente la canasta, 2,8 puntos parece demasiado poco para 17 minutos en pista con porcentajes muy flojos (27,8% en triples, 31,8% en tiros de dos y 61,8% en libres). Sí que repartió juego aceptablemente (3,1 asistencias), pero eso no le sirvió para ganarse el cariño general.  “Es muy diferente el baloncesto aquí. Es mucho más rápido. Creo que la Liga Endesa es la mejor de Europa sin lugar a duda”, comentó. En su presentación, unos meses antes, se había mostrado ilusionado y discreto: “Hablé con el entrenador, Levon (Kendall) y Kostas (Vasileiadis), quienes me dijeron que era un lugar idóneo para estar con mi familia, con mi mujer y mi hijo de once meses. También me contaron que la organización interna es muy buena, que había una gran atmósfera en el vestuario y que los aficionados están muy implicados con el proyecto. Sobre mí no me gusta decir muchas cosas, lo único que me gustaría dejar claro es que intentaré en cada entrenamiento y en cada partido esforzarme al máximo para convertirme en un mejor jugado”.

A nadie le sorprendió que no continuase, aunque sí se habló del interés del MoraBanc Andorra, y seguramente él mismo se sintió aliviado al volver a Grecia, donde primer empezó una tercera etapa en el Panionios y luego continuó en Aris (campeón de la FIBA Champions League en 2018), AEK y Peristeri., donde antes de la interrupción de las competiciones por el coronavirus todavía estaba para jugar 15,4 minutos por encuentro. Mantenía su misma línea de mirar primero al compañero que al aro (2,6 puntos y 3,5 asistencias). Como se ve, un tipo cotizado entre los ‘grandes’ helenos, y eso que ya tiene 35 años.

MÁS HISTORIAS BASKET LOVER DE JUGADORES