Tony Martin: El ‘señuelo’ del Breogán para fichar a Tanoka

Tony Martin: El ‘señuelo’ del Breogán para fichar a Tanoka
A la izquierda, con el número 50, con la universidad de Oklahoma.

Javier Ortiz Pérez

Espectacular la historia sobre Tony Martin que cuenta un clásico del periodismo baloncestístico español, y más concretamente del lucense, como es Paco Basanta. Aparentemente, nuestro protagonista de hoy fue un simple pívot norteamericano que apenas aguantó tres partidos con la camiseta del Breogán 93-94. Pero más: fue el actor secundario de una jugada magistral que afecta a un interior sí realmente importante en nuestra Liga, Tanoka Beard.

Basanta ahonda en El Progreso, el diario en el que ha desarrollado su carrera, de la interioridad de llegada de Martin allá por febrero del 2004. El club gallego estaba interesado en Beard para reforzar su plantilla. El hombre que luego sería conocido por jugar con un pañuelo en la cabeza acababa de salir de la plantilla del Burghy Roma para hacer hueco a Albert English, pero se mantenía bajo contrato y el club italiano exigía una compensación para dejarle marchar al Breogán.

El entonces gerente de la entidad lucense, Víctor Varela, urdió un plan: “decidió hacer creer al club romano que declinaban la incorporación de Tanoka Beard y para ello anunciaron a bombo y platillo la contratación de Tony Martin, un temporero de bajo nivel deportivo que estaba disputando la liga mejicana”, narra el periodista. “Martin llegó a Santiago con una camisa de manga corta en pleno mes de febrero y se incorporó a la disciplina del equipo inmediatamente. Inolvidable la foto de presentación del jugador en el Pazo, con la camiseta del Breogán, con pantalones vaqueros y botando la pelota”, añade. Cuando el Burghy Roma se enteró, liberó a Beard pensando que ya no podía sacar nada por él, pero al poco tiempo acabó fichando en lo que sería su primer equipo en España antes de pasar por Joventut, Real Madrid y Valencia Basket.

En la CBA.

En su relato, algo le ‘baila’ a Basanta, porque no solo jugó un partido, como señala, sino tres. En su debut logró 7 puntos y 5 rebotes en 8 minutos ante el Forum; en el segundo, 10 y 6 en 23 en León y en el tercero, contra Unicaja, no anotó y capturó 5 rebotes en 16 minutos. Como se ve, muy flojito y nada que ver con lo que luego ofrecería Tanoka en la lucha por la permanencia.

Tony Martin se había hecho algo conocido por jugar en la universidad de Oklahoma al lado de ‘Mookie’ Blaylock y Stacey King (subcampeón NCAA en 1988 ante Kansas) y ganar los Juegos Panamericanos de 1993 con Estados Unidos formando equipo con nombres CBA que habían sido o acabarían siendo ACB como Tony White, Harold Ellis, Tom Copa, Bobby Martin y Chris Jent.  Cuando llegó a Lugo su experiencia internacional había transcurrido entre México, Puerto Rico y el desconocido La Rochelle francés. Posteriormente, le cogería el gusto a jugar en Latinoamérica, sobre todo en Argentina, aunque también en Puerto Rico de nuevo y en Venezuela. Se retiraría en el 2002 con los Southern California Surf de la ABA como último equipo.