Xavi Assalit: ‘Perla’ del Joventut, apuesta de Sito en San Sebastián

Xavi Assalit: ‘Perla’ del Joventut, apuesta de Sito en San Sebastián
En el equipo junior del Joventut (Foto: Euroliga).

Javier Ortiz Pérez

Xavi Assalit fue una gran promesa, pero disfrutó de una única experiencia en la Liga Endesa con el Gipuzkoa Basket de la temporada 2013-14. Fueron ocho partidos con momentos muy concretos (en cinco de ellos no llegó a sumar un minuto en pista), pero que le sirvieron para aparecer en los registros de la máxima competición baloncestística española.

Assalit era un base que se define a sí mismo como “buen pasador, pero sobre todo con mucha velocidad y defensa, que hacia jugar al equipo y que penetraba muy bien”. Esos méritos le hicieron ser una de las perlas de la cantera del Joventut, aunque no llegaría a debutar con el primer equipo verdinegro en partido oficial.

Con España U18 (Foto: FIBA).

A San Sebastián llegó en el verano de 2013 después de colgarse el bronce en el Europeo U18, culminación de una temporada espectacular en la que había sido campeón de la Euroliga junior, de España y del Torneo de L’Hospitalet. “Para mí fue un sueño estar en la selección porque hasta entonces no había estado en ninguna de mi generación. La medalla fue increíble porque fue en el último segundo, jugando contra Letonia allí y ellos tenían a Kristaps Porzingis”, recuerda.

Nacido en Barcelona, había empezado al baloncesto casi por obligación. “En mi colegio no se podía jugar a fútbol, y entonces empecé con el basket en el patio. Además, mi hermana era tres años mayor que yo y siempre la iba a ver a los partidos con un balón”, cuenta. Muy joven ingresó en el Joventut a través de su profesor de gimnasia: con solo diez años, hizo caso a su sugerencia de acudir a las pruebas de la ‘Penya’, que superó con éxito. En Badalona estableció una relación especial con Sito Alonso, que fue quien impulsó su incorporación al GBC. “Le gustaba mucho ya siendo en categoría infantil. Y en junior, cuando lo ganamos todo y tuve un gran año, me dio la oportunidad”, afirma Assalit.

 Foto de perfil en Twitter, @assalit9.

Tuvo ficha del vinculado, el Azpeitia (LEB Plata), con el que no hizo mal año pese a su bisoñez (8,7 puntos y 2,8 asistencias en 25 minutos), pero para arañar minutos en el primer equipo lo tenía prácticamente imposible. “Tenía dos de los mejores bases de la Liga, Javier Salgado y Neto, por lo que era difícil tener oportunidades. Aparte que ese año el equipo casi logró entrar en ‘playoffs’, así que el nivel era muy alto y apenas no había partidos para que jugaran los jóvenes, ya que todos eran muy importantes”, apunta.

Después de aquel año tomó la decisión de centrarse en los estudios “porque no quería dejarlos aparte”. Fichó por el Roser, un modesto club de Barcelona de Primera Catalana, “para jugar con mis amigos”. En la 2016-17 consiguió el ascenso a EBA. “Fueron unos años increíbles de juego y de comunión con el equipo”, destaca. Actualmente, tras haber estudiado Administración y Dirección de Empresas, está en una empresa de consultoría financiera”. Con casi 25 años, todo esto ha ocurrido muy deprisa para él, pero está contento de lo vivido.