Edu Martínez: Especialista en ascensos y feliz allá donde ha ido

Edu Martínez: Especialista en ascensos y feliz allá donde ha ido

Javier Ortiz Pérez

Se está convirtiendo Edu Martínez en uno de esos jugadores especialistas en ayudar a ascender a la Liga Endesa. En su momento fue David Gil, luego Jorge García y ahora a ese papel aspira este alero riojano que la pasada campaña colaboró en el éxito del RETAbet Bilbao Basket. Quién sabe si este año no logrará su cuarto ascenso con el Ourense, aunque se trata de un equipo menos puntero de la LEB Oro.

A los once años, Martínez todavía compaginaba fútbol y baloncesto, pero un vecino suyo que estaba en la directiva de un club de basket le insistió a que apostase por la canasta. “Probé y realmente me gustó mucho. A esto hay que sumar que cuando iba al pueblo tenía una canasta en la que jugaba con mi tío. Creo que ahí hice el ‘click’ y empecé a ponerme en serio con el baloncesto. Empecé en el club de Las Gaunas de Logroño”, recuerda.

Sus cualidades le llevaron muy crío a una cantera tan grande como la del Barcelona, en la que estuvo cuatro años. Pero fue un poco casualidad aquello, como él mismo reconoce. “Vinieron a ver a un jugador que era rival nuestro. Nosotros jugábamos no sé si contra ellos o en el partido de antes, no lo recuerdo exactamente. Lo que ocurrió es que había un ojeador del Barça y se fijó en mí. Tras esto me hicieron acudir a un campus suyo durante el verano, sobre todo para ver si me acostumbraba a estar allí, solo sin mi familia, que a esa edad es bastante complicado. Fue bien y decidieron ficharme para la temporada siguiente. Estuve cuatro años en el Barça pero por circunstancias de la vida decidieron que ya no querían que siguiera”, relata.

Temporada 2017-18 en el San Pablo Burgos.

Todavía era junior y le fichó el Estudiantes, donde permanecería cinco temporadas, llegando a pertenecer al primer equipo. En marzo de 2011 debutó en la Liga Endesa precisamente contra el Barcelona: “Fue una situación graciosa porque no deja de ser la cantera de la que procedes y salir allí en el Palau, un sitio en el que pasé tantas horas entrenando, hizo que fuese algo curioso. Fue un partido en el que disfruté muchísimo, ya que no se debuta todos los días en ACB y menos en un pabellón como ese”.

En la 11-12 no terminó de aprovechar su ocasión en el club colegial, ni tampoco tuvo muchas opciones de hacerlo (14 partidos, 5 minutos de media) y bajó un peldaño, a la LEB Oro, para buscar un nuevo perfil. Lugo, una primera etapa en Ourense, Burgos y el reseñado Bilbao observaron su progresión. “He ido de menos a más. Al principio era un jugador con poca responsabilidad, porque era joven y no había pertenecido nunca a la dinámica de la categoría, por lo que en los comienzos me costó. Primero pasé por un periodo de adaptación pero a medida que pasan los años vas entrando en la dinámica de la liga. Tanto el año del ascenso en Ourense, que fue espectacular en lo personal y en lo grupal, como en los ascensos de Burgos, que era un club nuevo fue igual de gratificante debido al grupo de gente que lo conseguimos y finalmente la temporada pasada en Bilbao, más de lo mismo, era un equipo hecho para ascender y lo conseguimos. He disfrutado mucho todos y cada uno de los ascensos que he logrado”, comenta.

Expresivo gesto con el Ourense.

El premio fue volver a la Liga Endesa en la 2017-18 con el San Pablo Burgos. Martínez dice estar “sobre todo orgulloso. Que un equipo con el que has ascendido cuente contigo es algo que últimamente no se ve mucho. Estoy muy agradecido”. Contaba con no tener el mismo papel (12 minutos, 4,8 puntos) y lo asume con naturalidad: “El tipo de juego no es el mismo que en la LEB Oro, así que mi protagonismo fue el suficiente y creo que lo aproveché con creces”.

A sus 29 años ya se le puede considerar un jugador ‘hecho’. Él mismo se ve como “un ‘3’ alto con  buena mano desde fuera, que creo que ya no hay muchos en la competición porque ahora se juega con jugadores un poco más pequeños. Yo creo que soy inteligente en situaciones de juego, sobre todo en colocación y lectura de saber dónde están los huecos”.