Scott Paterson: Cuatro partidos en Cantabria y ni una sola canasta

Scott Paterson: Cuatro partidos en Cantabria y ni una sola canasta
En el Cantabria 2001-02.

Javier Ortiz Pérez

Quienes estaban alrededor del Cantabria Lobos 2001-02 se preguntaron qué se había visto en Scott Paterson como para acometer su fichaje, aunque fuese temporal, en plena campaña. Ni parecía tener la suficiente calidad para una competición tan exigente ni estaba ya en su mejor momento físico a los 36 años. Sí, es cierto que se podía aludir a la baza de la experiencia en un equipo que tenía dificultades en la clasificación y que acabaría descendiendo.

Los números dieron la razón a quienes se echaron las manos a la cabeza y se sustituyó a Francis Perujo por él. Paterson solo estuvo en pista 18 minutos repartidos en cuatro partidos jornadas 11, 12, 15 y 16), los tres primeros con Dani García y el último con su sustituto, Moncho Monsalve. No encestó ninguno de sus cuatro tiros de dos que lanzó y su anotación se redujo a dos tiros libres. Tampoco que es que marcase diferencia alguna en el rebote (4 en total) ni supuso una mejora significativa en los resultados (una victoria y tres derrotas en los cuatro encuentros en cuestión). Poco tardó en dejarle su puesto a Mike Iuzzolino, un jugador completamente distinto (tanto a él como a Perujo) con el que sí se lograron más triunfos, aunque no los suficientes.

Paterson (con una ‘t’, ojo ahí) era un pívot de 2,07, con fama de trabajador y defensor y poco gusto por el lucimiento personal. Nacido en Canadá, con cuya selección se quedó fuera a última hora para el Mundial de b, su ciudad natal, en 1994, su aval extra estuvo en su pasaporte británico. Tuvo una carrera llena de entradas y salidas de clubs como la que protagonizó en Torrelavega, aunque no a tan bajo nivel de juego. Estudió en la universidad de Akron justo cuando LeBron James era apenas un bebé (1986-89). Después, el clásico ‘tour’ europeo que empezó en Inglaterra (Leicester, Sunderland, Newcastle) y que también tuvo estancias en Francia (Berck, Elan Chalon), Bélgica (Aalst), Grecia (Sporting Atenas), Italia (Sicc Jesi), Alemania (Trier) y Austria (Furstenfeld). Este periplo de casi 15 años se vio interrumpido durante dos por el positivo que dio en la liga helena y también tuvo un periodo conflictivo en Alemania, donde se negó a entrenar por desacuerdos en la interpretación de su contrato. Su última etapa profesional fue, en 2002, en el Winling de Hong Kong.

Desde entonces, se ha dedicado ejercer como entrenador personal. La página es algo antigua, pero aquí se cuenta que está radicado en el estado de Georgia ofreciendo sus servicios a 65 dólares la hora a jóvenes jugadores con una empresa llamada The Complete Player Basketball Academy. En su currículum asegura que ha trabajado para los Toronto Raptors como coordinador de clinics.

 

Dirigiendo un entrenamiento personal.