Evers Burns: Seis partidos grises en el gris Joventut de 1996

Evers Burns: Seis partidos grises en el gris Joventut de 1996

Javier Ortiz Pérez

Uno de esos americanos que se fichaban casi ‘de relleno’ a final de temporada, casi más imperativo legal y por dar una cierta imagen que porque se necesitasen. Evers Burns no pasó a la historia del Joventut por sus seis encuentros en la 95-96, aunque resultase llamativo el hecho de que sustituyese a un jugador de un enorme prestigio (y calidad, y poca disciplina) como Randy White.

Defendiendo a Joe Arlauckas en su debut con el Joventut (Foto: Gigantes). 

Pero es que White, que había protagonizado un inicio de temporada espectacular, ya no se aguantaba con Zoran Slavnic, el técnico que se había hecho cargo del equipo con el aura de leyenda verdinegra. Eso se tradujo en pocos resultados, en esa tierra de nadie entre jugar los ‘playoffs’ y el entonces vigente ‘play-out’ de descenso.

Burns era otro ‘4’ pequeño (2,03) y muy fuerte, aunque de bastante menor calidad ofensiva que su predecesor. Después de ser estrella en la universidad de Maryland (en la que había terminado después de rechazar varias ofertas para jugar fútbol americano) y colarse en el ‘draft’ de 1993 con el número 31, consiguió jugar 23 partidos con los Kings la siguiente campaña, pero poquitos minutos. En esa lucha le ganó la partida un jugador bien conocido en la ACB (antes y después) como Trevor Wilson.

Intentó volver a la NBA estando en la CBA en varias etapas, pero no lo conseguiría. Sus intervenciones en Europa las caracterizó la temporalidad, porque la de Badalona la había hecho también en Varese en 1994 y Dafni poco después. Sus seis encuentros aquí los saldó con unos no demasiado llamativos 9,7 puntos y 5,5 rebotes en 23 minutos en pista. Al menos consiguió no llegar a las manos con Slavnic, que no era poco para como iba la cosa en el Olimpic en aquella época. Su mejor choque fue el tercero, con 13 puntos y 8 rebotes ante el Andorra, en una de sus dos únicas victorias.

En 1997 quizás llegó en ‘highlight’ de su carrera cuando formó parte de la modesta selección USA que ganó el Torneo de las Américas en Uruguay. No debió estar mal para un equipo de ‘trotamundos’ superar en la final a una Puerto Rico con ‘Piculín’ Ortiz, Ramón Rivas y Daniel Santiago, entre otros. Hasta el 2000 fue carne de CBA y también de breves estancias en Australia, Turquía y Argentina. Su último equipo fueron los Richmond Rhythm de la extinta International Basket League en el 2000, todavía bastante joven como para haber apurado un poco más. Por cierto que el manager general de aquel club era el ilustre Ralph Sampson.

Por lo que se ve, ha seguido muy vinculado al baloncesto a través de los banquillos, primero en ‘high school’ y después en Koa Sports, una de esas academias que se dedican a entrenar a jugadores de cara al reclutamiento universitario y el propio ‘draft’. Ahora vive en Florida.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

En una captura de Youtube, siendo entrevistado en el 2011 en un homenaje en la universidad de Maryland