Antwain Barbour: El ‘hombre récord’ de la LEB que dio el salto a la Liga Endesa

Antwain Barbour: El ‘hombre récord’ de la LEB que dio el salto a la Liga Endesa

Javier Ortiz Pérez

Una gran diferencia entre el baloncesto ‘de antes’ y el de ahora es que los norteamericanos que juegan en Europa no son ya tan dominantes en sus competiciones. Relacionado con ello, en España ya es difícil que ver que uno de ellos dé el salto de la LEB a la Liga Endesa. Antwain Barbour consiguió romper estas dos tendencias hace diez años, cuando ya estaba cambiando abiertamente el paradigma.

Muy identificado con la afición del Tenerife Rural. 

Nuestro protagonista de hoy era un anotador puro, de esos que pueden romper el partido en una racha de aciertos, aunque también tenía sus días malos y un carácter que había que sobrellevar. Pero todo se le perdonaba cuando cogía el balón y no sabías cómo podía hacértela: un triple de 8 metros, una penetración rompiendo al defensor, un robo convertido inmediatamente en contraaataque y canasta fácil…

Anotando en San Sebastián en su única temporada en la Liga Endesa. 

Y eso que su época universitaria fue más bien discreta, tapado en Kentucky por varios jugadores que acabarían en la NBA como Keith Bogans, Gerald Fitch, Erik Daniels o Kelenna Azubuike. Con ellos tenía que compartir minutos y tiros, lo que le dejó en una posición dificultosa cuando dio el salto al profesionalismo: ABA, Venezuela y la liga de desarrollo de la NBA fueron los pasos previos a su fichaje para la recta final de la temporada 2005-06 en La Palma, donde promedió unos discretos 12,3 puntos en cuatro partidos.

El Tenerife Rural apostó entonces por él, encontrando un perfecto entendimiento con Rafa Sanz y marcándose tres ‘temporadones’ a los que solo les faltó más disciplina (llegó a ser apartado del equipo en su primera campaña) y el ascenso. 18,2, 19,4 y 18,9 fueron sus medias anotadoras en medio de un liderazgo total de un equipo que jugaba a su son, transmitiendo alegría. Especialmente inolvidable fue la noche del 21 de noviembre de 2008 cuando le hizo 50 puntos al Lucentum Alicante (estadística aquí), un récord en la historia de la LEB Oro que continúa vigente, aunque Junior Robinson (Araberri) se acercó muchísimo con sus 47 en la primera jornada de esta temporada. No es la tendencia ya, pero siempre puede haber algún ‘jugón’ que se marque una gesta así, ¿verdad?

En la 2009-10 alguien se atrevió por fin a llevar los talentos de Barbour a competir con los mejores. Fue el Gipuzkoa Basket el que lo hizo, convencido el mismísmio Pablo Laso, que había sufrido algunas de sus exhibiciones anteriormente, que podía aportar algo similar en la máxima categoría. No llegó a tanto, aunque tuviese un buen debut con 20 puntos ante el Manresa, porque su segunda vuelta bastante irregular. Terminó en 12,6 puntos en 28 minutos, penalizado por su flojo 27% en triples cuando en LEB había alcanzado un 35%.

“Sé que voy a ser uno de los jugadores importantes del equipo y acepto esa responsabilidad. Sin embargo, para mí es muy importante poder disfrutar en la cancha y jugar un buen baloncesto. Tengo ganas de mostrar mi juego en ACB. En cualquier caso, soy consciente de que me voy a encontrar con rivales muy duros”, había comentado en su presentación.

No volvería a jugar en España, teniendo desde entonces Turquía como principal escenario (dos temporadas en el Mersin y una en el Erdemisrpor), pero también conociendo Croacia e Italia con dos equipos míticos como Cibona y Scavolini, así como Polonia. Su última experiencia profesional hay que buscarla en el 2016 con el Hoops Club de Líbano. Tenía 34 años entonces y no ha vuelto a jugar. Según su perfil de Facebook, vive en Lexington (Kentucky).

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

Imagen de 2016.