Jarvis Lang: Floja actuación en el flojo Murcia de la 96-97

Jarvis Lang: Floja actuación en el flojo Murcia de la 96-97

Javier Ortiz Pérez

Todo le salió mal al Murcia durante la temporada 96-97. Solo ganó cinco partidos, aunque al menos tuvo el consuelo de no ser último, ya que el Fuenlabrada, en su debut en la élite, no pasó de cuatro. Ambos bajaron, claro. Para que ello ocurra tienen que tomarse erróneamente muchas decisiones y la más obvia de ellas es la elección de los fichajes. En el caso de Murcia, uno de esos fallos fue claramente Jarvis Lang, nuestro protagonista de hoy.

Lang solo duró los cinco primeros partidos de la campaña y se marchó a su casa sin ganar uno solo. Tuvo un rendimiento flojísimo, con unos números de 7,8 puntos y 4,6 rebotes en 23 minutos en pista de media. Su aval era un ‘temporadón’ en el actual Dinamo de Sassari (rozando el dorado 20-10 nada menos), pero en España se quedó demasiado a medio camino entre la posición de ‘4’ y la de ‘5’ con sus 2,01 y su buena musculatura.

Jarvis Lang, en su época universitaria.

Estamos ante un jugador legendario en la universidad de North Carolina-Charlotte, donde jugó como si lo hiciese ‘en casa’ (es nacido en ese estado). Su carrera prometía extraordinariamente cuando en su año ‘freshman’ lideró la primera división de la NCAA tanto en puntos (19,6) como en rebotes (10,6), pero en el segundo se destrozó la pierna izquierda y apenas jugó. Nunca volvería a alcanzar aquellos números, aunque sí que estuvo bastante bien y le dio para convertirse en uno de los ‘grandes’ en la historia de su universidad. Su número, el 23, está retirado.

¿Qué verían en Murcia en él? No está muy claro, pero ni los nacionales ni los extranjeros (Darren Allaway,  Tony Farmer, Cedric Glover…) resultaron en un equipo que también buscó sin éxito la reacción en el cambio de entrenador. Significativo que, con fama de intimidador, solo consiguiese poner un tapón en cinco partidos y que ya en el estreno de la competición, su técnico, Josep Maria Oleart, solo le alinease durante 7 minutos. Su mejor partido (12 puntos en 28 minutos ante el Forum, 16 de valoración) se vio ensombrecido por la derrota en casa y por el hecho de que uno de los pívots rivales, Jerome Lane, hizo lo que quiso en el apartado reboteador (21).

Volvió aquella misma temporada a Sassari, pero su carrera profesional apenas duró después en la CBA, en un equipo finlandés llamado el Honka Espoo y en el Gevene Lions suizo. Este es su último club registrado, en 1998, con apenas 27 años.

Según su perfil de LinkedIn ha tenido distintos trabajos desde entonces, por lo que parece siempre alejado del mundo del baloncesto: venta de coches, relaciones públicas en una agencia de alquiler de vehículos, asesor inmobiliario, supervisor de camiones y responsable de mantenimiento de máquinas de café (esto desde 2009 y hasta la actualidad).

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

En la actualidad, con su pareja, Amy.