David Graves: El ‘broker’ que se fue de Valladolid sin ganar un partido

David Graves: El ‘broker’ que se fue de Valladolid sin ganar un partido

Javier Ortiz Pérez

Cómo debió acabar de baloncesto David Graves en Valladolid que, cumplidos los 26 años, no volvió a jugar profesionalmente después de ser cortado allí en la temporada 2005-06. Claro que, en el entonces denominado todavía Forum Filatélico también terminaron hartos de él y de su bajo rendimiento en los seis partidos que disputó. En fin, una historia de desamor clara y rotunda.

De Graves, etiquetado como un triplista nato, no se esperaba tan poquísimo como dio. “Se trata de un jugador que puede ocupar las posiciones de dos y tres, con el perfil que nosotros buscábamos, un muy buen tirador de tres puntos que nos permita abrir las defensas contrarias. Además es un correcto defensor, pasa bien y puede ayudar en el rebote”, afirmaba el director deportivo del club Sunil Bhardwaj en Solobasket cuando se anunció su fichaje.

El chico era una apuesta con fundamento: había exhibido una regularidad envidiable en una universidad de prestigio como Notre Dame (completó los cuatro años con medias de anotación ascendentes de 12,3, 13,2, 13,8 y 14 puntos); se quedó a punto de entrar en la plantilla definitiva de los Chicago Bulls; en su única experiencia europea previa, rayó a buen nivel en los Giessen 46ers alemán durante cinco partidos  y, por último, venía de ser quinto máximo encestador de la CBA (19,2 con los Gary Steelheads) y mejor triplista (105 en total con un 42%).

En Pucela nunca pareció estar a gusto y tampoco gozó de la confianza de Paco García. En los cuatro primeros partidos no superó ni los 13 minutos ni los 3 puntos, un lujo que un jugador extracomunitario no se podía permitir. Pareció gozar de un repunte en la quinta jornada, cuando le hizo 12 puntos en 21 minutos al Joventut. Pero en la siguiente, ante Granada, apenas jugó (5 minutos) y se quedó en blanco, quién sabe ya si sabiéndose sentenciado. Graves se fue sin haber ganado un solo encuentro. Según se publicó, el Forum disponía de una cláusula para cortarle unilateralmente sin apenas coste.

En la actualidad, en la web de su empresa. 

“No ha cumplido las expectativas que teníamos en él. Le ha costado mucho aclimatarse al juego de la ACB y de ahí su escaso rendimiento”, explicó, de nuevo, Bhardwaj, que en pocos días trajo a Devin Davis, un jugador de muy diferentes características.

Llama la atención que nuestro protagonista, pese a su juventud, no volviese a jugar. Parece haber encontrado su verdadera vocación en la bolsa: regresó a su Kentucky natal fue uno de los fundadores y principales ‘brokers’ de Cypress Property Group, una empresa dedicada a manejar inversiones. “A lo largo de los años, su entusiasmo ha envuelto una indiscutible pasión. (…) Su metodología le ha permitido representar cuentas regionales y nacionales como Sleep Outfitters, Raising Canes, Firehouse Subs y Bluegrass Hospitality Group”, se dice en su perfil de la página de la empresa.

 

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ