Gustavo Pallarés: Canterano/veterano de Murcia y exportador de peces tropicales

Gustavo Pallarés: Canterano/veterano de Murcia y exportador de peces tropicales

Javier Ortiz Pérez

Habita Gustavo Pallarés en el ‘club’ de los que jugaron un solo encuentro en la máxima categoría. En su caso, un Valvi Girona-Juver Murcia de la temporada 92-93 en el que pudo disputar 7 minutos y, como presume, dejar un 100% de acierto en tiros de 2 puntos, aunque, claro, después de un solo intento.

En el Juver Murcia 92-93. 

Un tipo de buen humor este alero murciano de 1,99. “Había muy buenos jugadores, como Ralph McPherson, Edu Clavero, Quique Villalobos… Íbamos perdiendo claramente y Felipe Coello, que era nuestro entrenador, nos dio entrada a los juniors”, recuerda. Aquel día también pisaron la pista canteranos como Ramón Moya y Benjamín Martínez

A Pallarés, aparte de su canastita y un par de rebotes, le quedará también el ‘roto’ que le hizo Dusko Ivanovic, que aquel día llegó a los 33 puntos. “Me hizo dos ‘puertas atrás’ que me dejó…”, suspira, sin terminar la frase.

Su historia es la de un chico que era “muy malo” al fútbol y que abrazó rápidamente el baloncesto jugando con chicos mayores que él, “a los 11 o 12 años”. “Con 13 fui a hacer las pruebas a aquel Juver Murcia y me quedé, siendo cadete. Seguí en la cantera hasta que alcancé el primer equipo. Después de aquel debut, el equipo iba muy mal, Felipe dimitió y cogió el equipo Moncho Monsalve. A los juniors que no jugábamos nos cedió al Balneario Archena”, apunta.

No volvería a pisar una pista ACB, aunque siguió vinculado al club murciano un año más jugando para el filial, el Navemar Náutica. “Fue un año duro aquel: fue una temporada en la que tenía hasta tres entrenamientosal día. Una paliza”, comenta. Al año siguiente pudo tomar la vía del profesionalismo, pero eligió otro camino. “Me salió una oferta para ir a EBA a Burgos a través de Braulio Arias (otro de los jóvenes de la cantera murciana), pero me faltaba poco para terminar la carrera de Económicas y no pude aceptarla. Me puse a trabajar y no era compatible”.

A partir de entonces estuvo en equipos de EBA de la Región de Murcia: Archena, Molina, Mazarrón y sobre todo Cartagena, donde se estableció. El baloncesto siguió estando en su vida. “Jugaba de ‘3’, aunque en EBA también lo hacía de ‘4’, saliendo mucho a tirar fuera”.

Y las canastas no han dejado de estar presentes: “Estoy en una selección de veteranos de Murcia y hemos jugado en varios sitios de Europa. En Malta fuimos subcampeones; en Venecia, en Irlanda… En julio estaremos en el Campeonato de Europa en Finlandia. Y hace poco perdimos la final de un torneo en Madrid con los del Estudiantes. Nos lo pasamos muy bien. Es un placer jugar juntos. Disfruto del baloncesto más que cuando era un chaval”.

¿Laboralmente? No le falta exotismo, ya que se dedica a la importación de peces tropicales. “Hay solo siete empresas en España que nos ocupemos de esto. Llevo desde 1999 en ello, aunque no fue hasta hace cinco años cuando abrí mi empresa. Siempre estoy viajando, sobre todo a Israel, que es donde se producen en piscifactorías, aunque también en otros sitios como en China o Sri Lanka”, apostilla.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

En la actualidad.