James Singleton: Lesionado, recuperado y campeón en el Baskonia

James Singleton: Lesionado, recuperado y campeón en el Baskonia

Javier Ortiz Pérez

Curiosa la relación entre James Singleton y el Baskonia. Resulta que tuvo una mezcla de mala suerte, porque se lesionó en un partido de pretemporada y estuvo varios meses de baja, pero también buena, porque regresó a tiempo y ayudó al equipo a ganar la Liga de aquella campaña, la 2007-08. Y cuando tenía un año más de contrato y parecía asentado en Vitoria, lo rompió para marcharse a la NBA.

Grave lesión en la Supercopa

Singleton, como se puede imaginar, era uno de esos tipos duros que le gustan a Dusko Ivanovic, con el que congenió muy bien. No tuvo una carrera fácil, salido la de una universidad no muy conocida como Murray State y sin entrar en el ‘draft’ de 2003, lo que le abocó a jugar en la segunda división italiana con el Sicc Jesi, al que hizo campeón (20,8 puntos y 12 rebotes… con sus 2,03 y alternando el ‘3’ y el ‘4’). En Milán se fijaron en él y ahí continuó demostrando ser muy útil, además de espectacular por sus vuelos.

Así es que se hizo con un hueco en los Clippers las dos siguientes campañas como undécimo-duodécimo hombre (12,8 minutos la primera temporada y 7,1 la segunda). No renovó, decidiéndose por la oferta vitoriana. Tenía la misión de complementar a Pete Mickeal, pero solo pudo hacerlo ya bien avanzada la temporada: se había roto el ligamento cruzado anterior en la Supercopa y estuvo cinco meses de baja.

Su recuperación fue casi milagrosa… y beneficiosa para todas las partes. Mickeal jugó especialmente bien con Singleton de ‘guardaespaldas’. Este era un jugador que no necesitaba hacer grandes números para sentirse cómodo, como demuestra el buen recuerdo que dejó pese a sus 4,6 puntos y 4,8 rebotes en 18 minutos. Era muy difícil de superar en defensa y tenía un enorme carácter en la pista.

Los Clippers, uno de sus tres equipos  en la NBA.

Parecía que su matrimonio con Gasteiz iba a continuar, pero no fue así. Su contrato le permitía romperlo si llegaba una oferta de la NBA y fue la de Dallas Mavericks, donde otra vez volvió a jugar más en el primer año que en el segundo (14,3 y 8,4). Terminó su etapa entre los mejores en Washington, totalizando 243 partidos y 3,9 puntos y 3,7 rebotes en 13,4 minutos.

Luego también ganó buenos dólares en China (Xinjiang Flying Tigers, Canton Charge), Venezuela (Guaros de Lara), Israel (Bnei Herzliya y Maccabi Kirya Gat) y Corea del Sur (Seoul SK Knights), donde se reitró al final de la temporada 2016-17.

Se ha repetido un millón de veces que la organización de los Spurs sabe oler el talento, así es que su primer trabajo como entrenador asistente ha sido en su equipo afiliado, el de Austin, donde ha continuado teniendo ‘ángel’, ya que su llegada coincidió con la victoria en la NBA G League. Curiosamente, el técnico jefe es otro ‘viejo conocido’ por aquí, Blake Ahearn.

 

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

Celebración de la Liga 2007-08.