Albert Fontet: Abandona el ‘siete pies’ tarraconense que conectó con Aragón

Albert Fontet: Abandona el ‘siete pies’ tarraconense que conectó con Aragón

Javier Ortiz Pérez

Juan Carlos Navarro, Manu Ginobili… Pero no solo de despedidas de leyendas vive el baloncesto, aunque en cierto modo Albert Fontet también lo fue a su manera. 

La semana pasada decidió abandonar las pistas a los 32 años este pívot tarraconense de 2,14 que fue muy querido en los dos principales equipos de Aragón: primero el actual Tecnyconta Zaragoza y luego el Peñas Recreativas de Huesca.

Huesca (Foto: FEB / C. Pascual).

Fontet es de Alcanar, una pequeña localidad muy cercana a la Comunidad Valenciana. No fue raro entonces que su altura y coordinación llamasen la atención del Valencia Basket, que le incorporó muy joven a su cantera. 

También pasó por la del Barcelona antes de iniciarse profesionalmente en el Beirasar Rosalía de la LEB Oro en la 2007-08. Ha sido esa la categoría en la que ha podido sacar más partido de sus cualidades: al principio, en Santiago y León, no mucho, pero en las dos últimas campañas sí ha sido un interior muy relevante en Huesca.

Entre medias estuvo su etapa de casi cuatro años en Zaragoza, ejerciendo básicamente de último pívot de la rotación (1,8 puntos y 1,8 rebotes en 8 minutos, 94 partidos en total), pero alcanzando la capitanía y siendo un jugador favorito de la hinchada. También vivió una experiencia internacional en Oporto.

Su carta de despedida es emotiva al máximo: “Siempre es difícil decir adiós. Os lo digo por experiencia. He tenido que decir adiós en muchas ocasiones. Con trece años tomé la decisión de apostar por el baloncesto y allí empezó mi viaje. Eso conllevaba despedirme de mis padres, de mi hermano y de mis amigos e irme a vivir a otra ciudad. Fue duro y, seguramente, con esa edad no estaba preparado para ese tipo de cambios, pero hoy no tengo ninguna duda de que ese sacrificio mereció la pena”, empieza diciendo.

Argumenta que “el baloncesto, de una manea u otra, me ha ayudado a ser quien soy, me ha dado mis mejores amigos, me ha dado a mi mujer y he vivido algunos de los momentos más bonitos de mi vida”. Fontet da las gracias a los clubs por los que ha pasado y a muchas personas: “A todos los entrenadores que he tenido, a toda la gente que suele estar más en la sombra: fisioterapeutas, médicos, encargados de material y trabajadores de las oficinas. A los periodistas, y a todos los aficionados que siempre me han tratado con cariño en todas las ciudades. Y, por supuesto, a todos los amigos que he ido haciendo a lo largo de estos años”.

Etapa de formación en Valencia.

Específicamente se refiere a sus agentes (Germán González, Jordi Gelma y Juanjo Bernabé) y a su psicóloga (Julieta Paris, de la que dice: “me has ayudado a superar los baches y me has enseñado algo que todos los deportistas tendríamos que tener muy presente: ver tanto los éxitos como los fracasos con perspectiva”). Hace una mención especial a quien fue su entrenador en Zaragoza, José Luis Abós. “Él me dio la oportunidad de poder jugar en la Liga Endesa. Me dio confianza y me hizo sentir importante en un vestuario donde había jugadores de nivel top europeo y eso no es nada fácil. En definitiva, fue un sueño hecho realidad y por eso estaré eternamente agradecido, tanto a ti como a Zaragoza, la que actualmente es mi casa”

También dedica un capítulo especial a su familia, a sus padres (“no os podéis hacer una idea de los kilómetros que han hecho y a todo lo que han tenido que renunciar para estar a mi lado en la mayoría de mis partidos”) y a su hermano “que me metió el gusanillo del baloncesto cuando era pequeño, me ha dado el apoyo que me ha hecho falta para salir adelante y siempre ha confiado en mí, muchas veces más que yo mismo”). 

Sobre Irene, su mujer, agradece sobre todo “que has estado a mi lado después de cada partido malo y me has dado tu cariño. Has estado después de la mayoría de mis éxitos deportivos y lo hemos podido celebrar juntos. Me has visto trabajar duro para llegar donde he llegado y que estés orgullosa de mí es el mejor premio que puedo tener”.

Fontet, graduado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Oberta de Catalunya, empieza esta nueva etapa “con la cabeza bien alta y con la tranquilidad de haber dado mi 100%. No estoy triste, estoy emocionado”.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

En Zaragoza.