Spencer Gloger: 14 partidos en Girona, buenos años en la LEB y una interminable polémica

Spencer Gloger: 14 partidos en Girona, buenos años en la LEB y una interminable polémica

Javier Ortiz Pérez

Tuvo un poco de todo la presencia de Spencer Gloger en el baloncesto español. Su sombra se ha prolongado incluso cuando ya no estaba aquí físicamente, ya que, tras su despido del Autocid Burgos cuando todavía no había debutado, protagonizó un largo proceso judicial que no ha tenido todavía una resolución clara.

El club castellano fue el último de una carrera con un par de datos como mínimo curioso. Nacido en California, sus años en la universidad fueron francamente turbulentos: empezó en Princeton y decidió marcharse a UCLA, por lo que tuvo que estar un año en blanco (‘redshirt’). Sin embargo, en UCLA no llegó a debutar y regresó a Princeton, donde pasó año y medio hasta declararse ineligible y no completando el ciclo.

En el Akasvayu Girona 2005-06.

Parecía que iba a dejar el baloncesto, pero tras dos años sin pisar una pista a nivel organizado decidió liarse la manta a la cabeza y venir a Europa, consiguiendo que le probasen tanto Panathinaikos como Benetton de Treviso durante el verano del 2005. No consiguió un puesto, pero sí en Girona, que estaba buscando un sustituto para Anthony Peeler. El chico no demostró mucho nivel para estar en la ACB y en 14 partidos se quedó en 4,8 puntos en 12 minutos de promedio, aunque sí estuvo muy acertado desde el triple (50%). En febrero fue cortado.

Intentó entrar en la NBA con los Golden State Warriors el verano siguiente, pero donde acabó fue en la LEB-2 con el Calpe. En la tercera categoría nacional sí se desarrolló como un jugador muy fiable: 18,7 puntos y 6 rebotes en casi 34 minutos, rondando otra vez el 50% desde la línea de tres puntos. Su destino estaba un escalón más arriba, fichando por el Melilla y completando otro buen año (13,8 puntos). De ahí pasó al Breogán con números un poco inferiores, pero también confirmándose como uno de los ‘treses’ más interesantes de la competición.

Con esa vitola le firmó el Autocid Ford Burgos en 2009, pero El Plantío lo pisó poco. Se resintió de una lesión nada más llegar y el club decidió rescindir su contrato tras verle en un par de amistosos. Empezó entonces un jaleo de considerables proporciones: el jugador reclamó la totalidad de su salario, pero el Burgos estimó que no tenía que pagarlo. Finalmente la FIBA intervino y falló a favor de Gloger, vetando la incorporación de jugadores que necesitasen pase internacional.

El tema se enquistó e incluso fue uno de los motivos que dificultaron la entrada de la entidad en la Liga Endesa. Como se explica en el Correo de Burgos, la confusión generada fue considerable, pero conviene matizar que el club que milita actualmente en la Liga Endesa, el San Pablo Inmobiliaria Burgos, es ajeno a ella. Mientras tanto, Gloger no ha vuelto a jugar, y eso que solo tenía 29 años cuando sucedió aquello. Dice que no puede hacer declaraciones hasta que su conflicto se termine de resolver.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

 

Imagen extraída de su perfil de Facebook y fechada en 2017.