Ebi Ere: La falta de acierto de un profesional irreprochable, dicen en Santiago

Ebi Ere: La falta de acierto de un profesional irreprochable, dicen en Santiago
En el Obradoiro 2011-12 y en el Defensor de Uruguay (Foto: Paulo Petkoff / dobleyfalta.com)

Javier Ortiz Pérez

Ebikekeme Hasain Fere Ere (a partir de ahora, Ebi Ere) fue un jugador de prestigio que no cuajó en el Obradoiro de la temporada 2011-12. Considerado un anotador, sus 8,1 puntos y sobre todo 39% en tiros de dos y 32% en triples dejaron fríos a la afición de Santiago, que seguramente esperaba más.

Para hablar de él hemos recurrido a ayuda desde la página Obrapedia, que es un poco ‘la Biblia’ de la historia del club gallego. “Su fichaje respondía a lo que buscaba Moncho Fernández para el puesto de ‘3’: un jugador veterano (30 años), con experiencia en Europa y que aportase defensa y a su vez puntos. Tenía que compartir puesto con Deron Washington, mucho menos fiable en el tiro que Ebi, que tenía que ser el titular”, apuntan los responsables de la web, que asumen que el recuerdo que dejó en Santiago “no es tan bueno como se esperaba. Y fue principalmente un problema de expectativas”.

Su argumento es que en la Lega había tenido muy buenos números (14 puntos de media, 38% en triples en la segunda campaña en Caserta.En su presentación, se le preguntó si se comparaba con Charlie Bell. Y él no rehusó la comparación. Total, que generó unas expectativas a mi juicio demasiado elevadas. Y para más inri, en su debut, en San Sebastián con el GBC, se marcó un partidazo, las metió de todos los colores, con variedad de recursos. El Obra ganó y la gente se vino arriba”.

Aquellos 18 puntos en San Sebastián fueron su cifra más alta con el ‘Obra’, empatados con los de la de la octava jornada ante el Barcelona. “En general su rendimiento en la segunda vuelta fue más bajo que en la primera. Coincidieron varias cosas: sobre todo la aparición de Alberto Corbacho, debutante que cada vez fue ganando más minutos, junto al ‘Tuky’ Bulfoni, y que a Ebi no le entraban. Entrenaba muy bien, se sacrificaba como el que más en entrenamientos y partidos... pero no le entraban. Cosas de auténtica mala suerte: triples tirando solo y que se le salían, fallar contraataques él solo por querer machacar...”, apuntan desde Obrapedia.

En su favor se sostiene que “jamás se borró, incluso cuando en Málaga se desmayó en medio del partido. Pensamos que le había dado algo grave cuando se le vio tirado al lado del banquillo. Tío súper currante, cero problemas... Simplemente no le entraron, y los puntos suele ser lo que sirve para medir el éxito o el fracaso de un “conseguidor de canastas”, como se le definió cuando llegó. Gente del club coincidía en esa idea: el basket no hizo justicia con él en su etapa en Obradoiro. Es sin duda mejor jugador de lo que vimos en Sar”.

Ere ha visto mundo con el baloncesto, antes y después de Galicia. Nacido en Tulsa (Oklahoma), su familia es nigeriana. Ha jugado en Australia (Brisbane, Melbourne y Adelaida), Bélgica (Lieja), Puerto Rico (Gigantes de Carolina, Caciques de Humacao y Vaqueros de Bayamón), Italia (Caserta y Varese), Francia (Pau Orthez y Nancy) y últimamente, ya al filo de los 37 años, en el Defensor uruguayo, donde alcanza los 20 puntos de media.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ