Sergio Rodríguez: El ‘otro Chacho’ es un alero emergente del Huesca

Sergio Rodríguez: El ‘otro Chacho’ es un alero emergente del Huesca
En su último equipo, el Levitec Huesca (Foto: C. Pascual / FEB) y tras su paso por el Iberostar Tenerife

Javier Ortiz Pérez

Se llama Sergio Rodríguez, es canario y juega muy bien al baloncesto, pero no, no es ‘El Chacho’. Se trata de un alero que ahora está en el Levitec Huesca y que debutó en la Liga Endesa en la temporada 2012-13 con el Iberostar Tenerife. A aquellos tres partidos añadió otros siete en la siguiente.

Rodríguez cuenta entre risas que ha vivido “muchísimas confusiones” con el actual base del CSKA de Moscú, “sobre todo cuando gana algún título, individual o colectivo. Siempre me llegan algunos mensajes o menciones que van dedicados para él. Obviamente es un honor para mí...  incluso que me llamen ‘El Chacho’ en ocasiones”.

En su último equipo, el Levitec Huesca (Foto: C. Pascual / FEB)

Él es de Los Realejos, en la isla de Tenerife. Allí empezó a practicar el baloncesto gracias a ‘Nesti’ Hernández, su vecino. “Yo hacía natación y justo el año en el que me cambié de colegio, él iba a dirigir como entrenador a mi generación del '93 del club que jugaba allí y fue entonces cuando me propuso empezar un deporte totalmente nuevo para mí como era el baloncesto. A mis padres se les hacía muy complicado llevarme por cuestiones laborales y tuve mucha suerte de que él me llevara a entrenar y jugar”.

Cuando completó su etapa junior con el Club Baloncesto San Isidro, tanto Aniano Cabrera como Alejandro Martínez le propusieron hacer la pretemporada con el Iberostar Tenerife, a cuyo primer equipo llegó a asomarse: “Son unos recuerdos espectaculares. Con el paso del tiempo aprendes lo complicado que es conseguir lo que conseguimos. No era del todo consciente en ese momento hasta que salí de allí, cedido a otros clubs, para darme cuenta de ello. Tantos buenos momentos, logros y sobre todo con los grandísimos jugadores que pude compartir vestuario. Fui un privilegiado”.

Uno de esos momentos fue el debut, nada menos que seis minutos frente al Fuenlabrada. “Fue muy tenso, pero muy bonito. Además, fue en un momento de partido en el que ambos equipos estábamos luchando. Salí con la idea clara de defender lo mejor posible a un gran jugador de Euroliga como es James Feldeine y finalmente conseguimos ganar, así que fantástico”, recuerda. Se autodefine como “un jugador polivalente” al que le gusta “trabajar y hacer de todo”. “El resto lo deberían de decir los entrenadores que me han tenido”, añade. 

Tras su salida del equipo de La Laguna, ha estado un año en Plata (Ávila) y los tres siguientes en Oro (Navarra, Castelló y ahora Huesca). En la ciudad aragonesa dice haberse adaptado “mejor de lo que pensaba al frío”. “Me tratan genial por aquí y aunque está siendo una temporada un poco dura por los cambios que hemos tenido y demás, estamos haciendo un buen trabajo. Creo que sigo progresando gracias a cómo entrenamos y cómo ve el baloncesto Guillermo Arenas. Somos un buen vestuario”. Con 24 años todavía tiene mucho que decir.

¿Y después del baloncesto? Se le pasa por la cabeza la idea de entrenar algún día. “Me va gustando un poco más cada año, pero quién sabe. Ahora mismo voy a empezar a estudiar un curso que me apetecía desde hace tiempo y saldrá bien seguro”, termina.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE 'JUGADORES' DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

Sergio Rodríguez tras su paso por el Iberostar Tenerife.