Ivan Tomas: El ‘espíritu Cibona’ del hermano de Marko Tomas

Ivan Tomas: El ‘espíritu Cibona’ del hermano de Marko Tomas
El ‘espíritu Cibona’ del hermano de Marko Tomas

Javier Ortiz Pérez

Con el Fuenlabrada ante el Real Madrid.
Con el Fuenlabrada ante el Real Madrid.

Siempre es complicado ser el “hermano de...”, sobre todo si hay un consenso general en que él es mejor que tú. En este contexto podría meterse la carrera de Ivan Tomas, hermano de Marko Tomas y que tuvo un breve paso por España en la temporada 2007-08 con el Fuenlabrada.

Ivan y Marko tienen, eso sí, algunas diferencias. Uno tiende más a ser un base-escolta su 1,93 y el otro ocupa indistintamente las dos posiciones de alero alto (2,01). Y luego está la propia calidad técnica. Marko ha llegado mucho más lejos en su carrera, aunque la de Iván, cuatro años mayor, tampoco ha estado mal, llegando a asomarse en alguna ocasión a la selección croata absoluta.

Nuestro protagonista de hoy se crió en la cantera de la Cibona de Zagreb, con pósters de Drazen Petrovic en su habitación y la clásica ambición balcánica por mejorar. Sin embargo, no obtuvo sitio en el primer equipo y se marchó al otro gran club de la ciudad, el KK Zagreb, donde permaneció desde 1999 a 2005.

Cuando se decidió a explorar el mercado internacional estuvo en buenos sitios como el Lietuvos Rytas, el PAOK y el Panellinios. Fue entonces, en 2006, cuando se hizo con su sueño de regresar a la Cibona, aunque fuese por una campaña en principio.

A Fuenlabrada llegó en febrero del 2008, avalado por los buenos números que estaba consiguiendo en la Liga Adriática con el Siroki Prima Pivo (13,3 puntos y 5,6 asistencias), incluyendo una nominación como mejor jugador de la jornada justo la semana antes de incorporarse al conjunto madrileño, en cuyas filas estaba su hermano, cedido por el Real Madrid.

No tuvo demasiada suerte a las órdenes de Luis Casimiro como alternativa a la dirección de Ferrán López en los cinco encuentros de los que dispuso. Sí hizo un partido bastante bueno (el segundo de su cuenta) ante el Real Madrid (10 puntos en 18 minutos), pero luego su protagonismo decayó y solamente estuvo en pista 17 segundos frente al Joventut (el cuarto). En el quinto, sufrió un fortísimo esguince de tobillo ante el Barcelona cuando llevaba apenas un par de jugadas en la pista. Ya no volvería más a vestir la camiseta azul o naranja del ‘Fuenla’, marchándose con unos promedios de 3,2 puntos y 0,8 asistencias en 10 minutos.

Dirigiendo a los juniors de la Cibona.
Dirigiendo a los juniors de la Cibona.

Después de aquello, y tras pasar por Rusia (Lokomotiv Rostov) y Eslovenia (Krka Novo Mesto), en 2010 protagonizó un episodio muy comentado: se ofreció para jugar gratuitamente para la Cibona a la vista de que el club tenía serios problemas económicos. El club aceptó, aunque aquello tampoco duraría mucho. Ya no se movería de Croacia y hasta tendría una cuarta etapa en la Cibona en la 2012-13.

Se retiró al final de la pasada campaña en las filas del Kricevci... Y no hace falta pensar mucho para  imaginar en qué club ha empezado su carrera como entrenador. Sí, dirige a los juniors de la Cibona. Incluso ha ejercido de entrenador provisional del primer equipo durante un partido cuando Slobodan Subotic fue destituido a principios de noviembre, aunque finalmente el club fichó a Ante Nazov para el puesto.