Matt Walsh: Controversia alrededor del ‘casi campeón’ de NCAA y NBA

Matt Walsh: Controversia alrededor del ‘casi campeón’ de NCAA y NBA
Controversia alrededor del ‘casi campeón’ de NCAA y NBA

Javier Ortiz Pérez

Mandando callar a la grada con el Manresa.
Mandando callar a la grada con el Manresa.

Un tipo controvertido este Matt Walsh, al que vimos en tres equipos distintos en España: Manresa en la 2007-08 y Murcia y Baskonia en la 2011-12. Nada del otro jueves se vio aquí de un jugador de enorme fama en el aspecto ofensivo (aquí no tanto: 9,7 puntos en 21 minutos). Dejó la impronta de ser algo egoísta con el balón en las manos. Y fuera de la pista no dejó ningún escándalo, aunque su carrera se caracterizase más bien por sus malas decisiones.

En el terreno deportivo, y tras tener una pelea con Corey Brewer, su principal elección errónea fue dejar la universidad de Florida con la esperanza de entrar en el ‘draft’ de 2005, pero no fue así. Sin embargo, los Miami Heat, que le habían prometido escogerle (finalmente se decidieron por el ex Cáceres Wayne Simien en el puesto 28), sí que llegaron a hacerle un contrato después de superar escollos en la liga de verano.

Walsh debutó en la NBA y metió una canasta ante Memphis Grizzlies, para después estar varios partidos en blanco y jugar 2:15 ante Charlotte Bobcats. Fue su segundo y último partido en la NBA antes de ser cortado. Lo curioso es que unos meses después tanto Florida como Miami se proclamarían campeones de sus respectivas competiciones... sin él formando parte de sus plantillas.

Intentó varios veranos más regresar, pero no pudo. Y su reputación fue totalmente destruida cuando escribió una serie de tuits muy desafortunados sobre Becky Hammon cuando fichó como entrenadora ayudante en San Antonio Spurs. “No digo que Becky Hammon no sepa de baloncesto, sólo digo que no escucharía una sola palabra de lo que una mujer entrenadora me dijera. Sólo digo que baloncesto masculino y femenino son dos deportes distintos. Además, estoy bromeando. Si Becky Hammon está buena por supuesto que (fingiría) escucharla”, apuntó. Claro, le cayó la del pulpo tras aquello.

UCAM Murcia, uno de sus dos equipos en la 2011-12.
UCAM Murcia, uno de sus dos equipos en la 2011-12.

En Manresa demostró su extrema irregularidad: fue MVP de la cuarta jornada después de anotar 27 puntos (32 de valoración) en el triunfo en Vitoria, pero después dio un bajón bastante importante hasta ser sustituido por Toby Bailey iniciada la segunda vuelta. No faltó el reportaje en el que se reseñaba que su novia, Lauren Anderson, fue ‘chica Playboy’ en julio del 2002. Su regreso cinco años después fue con contratos temporales en Murcia y Vitoria acertando muy poquito desde lejos (26% en triples).

Fue, eso sí, un jugador bastante útil en ataque por momentos en Europa, empezando en Grecia con el Larissa. Después también conoció con más o menos Eslovenia (Olimpia Ljubljana), Bélgica (dos etapas en Charleroi), Francia (Villaurbanne), Ucrania (Mariupol), Alemania (Brose Baskets) e Italia (Virtus de Bolonia). Su último equipo fue el Olin Edirme de la segunda división turca en la 2014-15.

La última escena que dejó en España fue también lamentable como coprotagonista de una horrible pelea en un partido ya finalizado entre Bilbao Basket y Charleroi. Ahora se dedica al negocio inmobiliario en su estado natal, Pennsylvania, y hace no mucho Fox Sports le dedicó un reportaje en el que habla de su carrera. “Una de las cosas que más agradezco es haber tenido la oportunidad de haber vestido el uniforme de los Heat y de jugar en la NBA y ser amigo y compañero de Shaq, Dwayne Wade y Gary Payton. Es algo que aprecio”, concluye diciendo en ese artículo.

Sobre su experiencia europea, dice que en los primeros tiempos le afectó la frustración de no quedarse en la NBA, pero que al final del Segundo año se dio cuenta de que tenía que disfrutar del hecho de jugar en Europa e intentar dominar con su juego. “Fue una experiencia fascinante”, resume.

Imagen de 2016 extraída de su cuenta de Twitter, @mattyvincent44
Imagen de 2016 extraída de su cuenta de Twitter, @mattyvincent44