David Doblas: Fajador cántabro que se multiplicó en San Sebastián

David Doblas: Fajador cántabro que se multiplicó en San Sebastián
Fajador cántabro que se multiplicó en San Sebastián

Javier Ortiz Pérez

En Granada en el 2002.
En Granada en el 2002.

Una carrera de muchísimo mérito la de David Doblas. Se esperaba de él que fuese un currante, o a lo sumo un buen pívot de LEB, pero supo ir mejorando poco a poco hasta jugar minutos muy importantes en la Liga Endesa. Se trata de esos tipos que en verano no dejan de entrenar para mejorar, que han modelado su cuerpo orientándolo al baloncesto, que se cuidan al máximo con el objetivo de que, cuando se ponen en la pista, nada quede a la improvisación o a la suerte.

El talento no es su principal característica. Y lo sabe. Pero al menos tiene la fuerza de su parte, con bien saben los aros: han sido dos los que ha roto a lo largo de su carrera. Nacido en Santander, no es casualidad que una parte fundamental de su formación la pasase en el Baskonia,  ese club donde tanto se valoran las horas en el parquet más allá de las programadas. No pudo hacerse un hueco en Vitoria y encontró en la LEB un buen campo para desarrollarse, primero con la cesión al Melilla (allá por la temporada 99-2000) y luego durante dos temporadas en el Rosalía de Castro.

En Santiago todavía no fue un jugador de auténtico peso, lo mismo que en su siguiente parada, Granada, donde pudo darse el gusto de debutar en ACB. En cinco minutos le dio tiempo a meterle cuatro puntos al Real Madrid.  El equipo bajó, pero él se quedó para ayudar en el regreso a la máxima categoría, todavía como pívot de reemplazo. El paso adelante lo dio  el año siguiente en Algeciras, una 2004-05 donde empezó a convertirse en una máquina de producir cuando estaba sobre la pista.

Su regreso al norte supuso conocer al ‘club de su vida’: el Gipuzkoa Basket, por mucho que la relación no acabase bien a nivel contractual.  Pero tantos años no pueden emborronarse por el desencuentro final. Fueron dos ascensos y los mejores momentos de la historia de la entidad de San Sebastián. Tanto amor había entre las dos partes que tuvo que volver allí tras unos meses fallidos en el Menorca, a finales de 2007. Doblas creció hasta que, bien pasada la treintena, se convirtió en titular en la Liga Endesa, donde acumula 332 partidos (8,5 puntos y 4 rebotes en 21 minutos).  Nunca se sabe si esta cuenta va a reabrirse un día de estos: siempre se necesitan a tipos así en los equipos, sobre todo en los de la zona baja.

Defendiendo a Tabak con el Algeciras.
Defendiendo a Tabak con el Algeciras.

Como es un tipo de espíritu aventurero, ahora está conociendo otros baloncestos. La pasada campaña promedió 6,8 puntos y 3,6 rebotes en el Doxa Lekfadas griego, adonde llegó tras un efímero regreso a la LEB con el Araberri (un partido tras hacer la pretemporada). “Creo que si hubiera aguantado un poco más de tiempo habría entrado en algún equipo como Sevilla o Fuenlabrada. Pero no quería esperar a que hubiese lesionados o a que algún jugador no se acoplara y acabara siendo baja. Y bueno, surgió esta opción de Grecia que me ha servido para mejorar, para superarme a mí mismo y, en definitiva, para reinventarme, que no es fácil”, contaba en El Diario Vasco. “Me vine solo, porque estoy soltero. Y aunque al principio no fue fácil, porque de hecho me costó adaptarme, salir de la zona de confort siempre viene bien”, añadía. 

En esta, cumplidos los 36 años el pasado mes de agosto, ha firmado por el Estudiantes de Concordia argentino gracias a la ayuda de Juanmpi Gutiérrez, que fue su compañero en Granada. ¿Quién dijo miedo? “Tengo cuerda para rato”, proclama a diestro y siniestro. Y cuando se acaben las canastas puede pensar en el futuro con cierta tranquilidad: hizo Magisterio de primaria, un grado para poder impartirlo en inglés y aparte el formativo de grado superior de TAFAD.

Un último apunte interesante para conocerle un poquito mejor. Todavía puede encontrarse en la red un blog que escribió durante una época (entre 2009 y 2010) en acb.com. La verdad es que el tipo tiene una gracia especial y cuenta muchas cosas de su época en el Gipuzkoa Basket.

Con la cabeza vendada en el Gipuzkoa Basket.
Con la cabeza vendada en el Gipuzkoa Basket.


Recién llegado a Argentina.
Recién llegado a Argentina.