Sandro Nicevic: La severa luxación de rodilla que impidió verle ‘de verdad’

Sandro Nicevic: La severa luxación de rodilla que impidió verle ‘de verdad’
La severa luxación de rodilla que impidió verle ‘de verdad’

Javier Ortiz Pérez

Con el AEK Atenas.
Con el AEK Atenas.

Seguro que tiene una espina bien clavada dentro Sandro Nicevic de su paso por España. Llegó al Unicaja en 2005 siendo uno de los jugadores interiores más condicionados de Europa, pero se fue sin poder demostrarlo. Al menos lo hizo con el título de campeón liguero debajo del brazo, un consuelo mínimo porque el club malagueño no ejerció la opción de renovación que había en su contrato después de un año.

Fue una apuesta inequívoca de Sergio Scariolo, que le consideraba “un jugador que nos ofrece garantías, tanto desde el punto de vista técnico como mental y de carácter. Tiene calidad ofensiva en el poste bajo y de cara al aro, y con experiencia en distintas ligas europeas y Euroliga suficiente para formar parte de nuestro juego interior”.

Sin embargo, la trayectoria de Nicevic en el Martín Carpena está marcada por lo que sucedió en pretemporada, en un partido de la Copa de Andalucía. En una acción fortuita sufrió una dolorosa luxación traumática de la rótula derecha que le obligó a pasar por el quirófano y estar cuatro meses sin jugar. “Cuando vi la rodilla desplazada sólo me preguntaba: ‘si por fuera está así, cómo estará por dentro’”, contó luego.

Cuando reapareció (“para mí lo importante era jugar, hace unos meses no sabía si lo iba a hacer y cuándo”), había perdido el sitio preponderante que parecía estar reservado alguien como él y su aportación resultó escasa. Daba miedo la aparatosa rodilla que lució desde entonces a modo de protección.

El gran rendimiento de jugadores como Jorge Garbajosa y Daniel Santiago desaconsejaba grandes cambios en la rotación, por lo que él se tuvo que repartir el protagonismo interior que quedaba con Florent Pietrus e incluso Walter Herrmann ayudó en la posición de ‘4’. Se quedó en 13 minutos de promedio con 5,2 puntos y 2,5 rebotes. Eso sí, tuvo su momento de gloria en el tercer y definitivo partido de la final ante el Tau, cuando anotó 12 puntos en 16 minutos.

Unicaja 2005-06.
Unicaja 2005-06.

Croata de nacimiento y pudiendo intercambiar las posiciones de ‘4’ y ‘5’ con sus 2,10 de estatura, se dio a conocer en la Cibona, de donde salió en el 2001 para tener una variada carrera internacional en Eslovenia (Union Olimpia), Francia (Le Mans) y Grecia (AEK Atenas) antes de recalar en Málaga. Hasta tuvo opciones de entrar en la NBA disputando una liga de verano con los Toronto Raptors.

Tras salir del Unicaja, donde dijo que esperaba quedarse, fue primero a Turquía (Besiktas) antes de asentarse definitivamente en Italia. Desde el 2008, excepto unos meses de regreso a la Cibona, ha jugado allí en Treviso y la Orlandina Basket, donde se ha convertido en un jugador muy querido y en un ejemplo de longevidad. Verano tras verano le han rogado que no se retirase y así ha llegado hasta el del 2017, cuando, a los 41 años, ya ha decidido al fin colgar las botas. En esta última campaña ha vuelto a sufrir el problema de las lesiones y su rendimiento no ha sido muy boyante, pese a lo cual el club le ha ofrecido un puesto en su estructura técnica.

En su último equipo, la Orlandina Basket.
En su último equipo, la Orlandina Basket.