JR Bremer: El relevo de Bullock en Málaga y su extraña carrera en la NBA

JR Bremer: El relevo de Bullock en Málaga y su extraña carrera en la NBA
El relevo de Bullock en Málaga y su extraña carrera en la NBA

Javier Ortiz Pérez

Buen año con los Celtics.
Buen año con los Celtics.

No fue muy normal lo  que le sucedió en su carrera NBA a JR Bremer, jugador de Unicaja durante la temporada 2004-05. Dos años antes, pese a no ser ‘drafteado’ (y eso que fue cuarto máximo encestador de la NCAA con la pequeña Saint Bonaventure), encontró un sitio en la plantilla de los Boston Celtics. Y contra todo pronóstico, completó una campaña estupenda (8,3 puntos en 25 minutos), entrando incluso en el segundo mejor quinteto de ‘rookies’ dentro de un equipo que alcanzó las semifinales de conferencia. Pero en el verano del 2003 todo empezó a torcérsele con su traspaso a Cleveland, que al poco tiempo le mandó a Golden State. Su tiempo en pista bajó considerablemente y los Warriors le incluyeron en el ‘draft’ de expansión, siendo escogido por unos Charlotte Bobcats que le cortaron a continuación.

Tenía solo 23 años y nunca más volvió a la liga, pese a ser un anotador bastante decente que (eso que hemos ganado por aquí) ha tenido buenos contratos en Europa desde entonces. El primero de ellos fue en Málaga, donde tenía la difícil misión de sustituir a Louis Bullock, a quien le une esa condición de escolta con estatura de base (1,88). No logró hacerle olvidar del todo, pero sí ofreció un rendimiento aceptable (12,1 puntos en 27 minutos, 43% en triples) con algún que otro recital para el recuerdo, como cuando fue MVP de la decimoquinta jornada gracias a los 31 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias (43 de valoración) que logró frente al Granada. También protagonizó una gran final de la Copa del Rey ante el Real Madrid, siendo importante para el triunfo ante el Real Madrid con sus 17 puntos, la mayor parte de ellos en la primera mitad. No renovó, quizás perjudicado por la fama de irregular que fue arrastrando con el paso de los meses y por su floja final ante el Tau.

En una entrevista del 2011, Bremer (cuyo nombre real es Ernest Lanell) no consigue ofrecer una respuesta de su rápida decadencia en la NBA, apuntando a que quizás, cuando fue agente libre firmó demasiado pronto en España. “Mirando atrás, hubiera recorrido todo el proceso de la agencia libre y hubiera tomado una decisión al final del verano”, sostiene.

Unicaja 2004-05.
Unicaja 2004-05.

Según cuenta ahí, “cuando llegué desde la NBA a la Euroliga realmente no sabía qué podía esperar. Había escuchado muchas cosas. Diría que las dos competiciones tienen niveles distintos, pero que algunos equipos de la Euroliga podrían competir en la NBA. Quizás no en una temporada de 82 partidos, ya que en Europa solo se juegan dos partidos por semana y no tres o cuatro como en la NBA”.

Tras dejar el Martín Carpena lleva ya trece años ganándose bien la vida. Ha jugado prácticamente en todas las grandes ligas del continente: Italia (Biella, Milán), Grecia (Paok), Rusia (Spartak Primorje, Triumph Lybuertsy, Nizhny Novgorod) y Turquía (Fenerbahce, Gaziantep, Konyaspor). También pasó por una más modesta, la de Bosnia, pero le sirvió para nacionalizarse. Ese pasaporte le doy una vida extra a su carrera que se mantiene hasta hoy en día. Y es que ya con 36 años ha militado en el Limoges francés, ya con un papel más discreto del habitual (4,8 puntos en 21,8 minutos), y en el Líbano.

“Lo he pasado bien en todos los países en los que he jugado. He tenido grandes compañeros y eso es lo más importante para mí. Los tíos molaban dentro y fuera de la pista, lo que hace que las temporadas sean divertidas y fluyan bien”, afirmaba.

 En el Paok, uno de sus numerosos equipos europeos.
En el Paok, uno de sus numerosos equipos europeos.