Alexis Montas: Fuerza dominicana que no terminó de encontrar su sitio

Alexis Montas: Fuerza dominicana que no terminó de encontrar su sitio
Fuerza dominicana que no terminó de encontrar su sitio

Javier Ortiz Pérez

Muy joven en Manresa.
Muy joven en Manresa.

En 1996, Alexis Montas no tenía todavía 18 años cuando viajó desde su país natal, la República Dominicana, hasta España para intentar ganarse la vida con el baloncesto. Su experiencia en las canchas a cierto nivel se reducía a jugar en el San Carlos, un barrio de la capital, Santo Domingo, pero en Manresa se confiaba en él como apuesta de futuro. Tenía un físico espectacular, pero había que pulirle a nivel técnico.

Costó verle debutar con la camiseta roja en el Nou Congost: además de las consideraciones técnicas, se estaba gestionando su pasaporte español. Tenía que esperar su momento en equipos de la Liga EBA de la zona, como el Baró de Maials de Lleida y el Sabadell. Al fin en la temporada 99-2000 llegó su momento ACB, pero solo fueron cinco encuentros con 51 minutos, 12 puntos y  8 rebotes en total.

Tras una breve cesión al Caprabo Lleida, regresó a Manresa para participar durante dos campañas en LEB, la segunda de ellas culminada por el regreso a la máxima categoría. Su aportación ya fue entonces de cierto relieve (6,8 puntos y 6,1 rebotes en 20 minutos), aunque fue entonces cuando cambió de equipo y firmó por el Gran Canaria, reclamado por Pedro Martínez. En la isla permaneció dos temporadas y su impacto en el papel de cuarto interior fue menor del que seguramente se esperaba. Terminaba todavía joven una  trayectoria de 62 partidos ACB con más rebotes (2,9) que puntos (2,5) en 10 minutos de promedio. Eso sí, su capacidad de salto impresionaba.

Luchado por el rebote en Gran Canaria.
Luchado por el rebote en Gran Canaria.

Decidió entonces dar un paso atrás y buscar protagonismo en LEB de nuevo. Sí lo consiguió en Huelva (2004-05), pero un mal año en Lleida (2005-06) le hizo bajar otro peldaño y jugar en LEB Plata en Vigo en la 2006-07. En Cornellá (de nuevo en Plata 2007-08) estuvo realmente bien y hasta le fichó el Menorca para la ACB, pero tuvo mala suerte en ese momento, ya que no pasó el reconocimiento médico por una lesión en la rodilla. Tuvo que buscar hueco un mes en el Alcázar (LEB Bronce 2008-09), en una competición que se le quedaba pequeña (12 puntos y 8 rebotes).

Fue curioso que tuviese una última oportunidad en la máxima categoría cuando firmó por un mes en febrero del 2009 por el Murcia como sustituto del lesionado Jesse Young, pero no llegó a ser alineado durante ese tiempo.  “Desde el primer día que llegué el entrenador me fue explicando las cosas que quería que desempeñara yo en el equipo. Me voy encontrando mejor día a día y voy trabajando día a día”, comentaba mientras estaba todavía su contrato en vigor. Esa oportunidad que esperaba de Manolo Hussein no terminó de llegar.”

Quizás desencantado, regresó a su país, donde ha seguido jugando desde entonces, alternando la liga doméstica LNB con los llamados ‘Superiores’, torneos municipales de carácter semiprofesional. Sus últimos equipos han sido los Huracanes de Puerto Plata y los Cupes de Santiago. Tiene 37 años.

Con los Huracanes del Atlántico, su club en la República Dominicana (Foto: El Nacional).
Con los Huracanes del Atlántico, su club en la República Dominicana (Foto: El Nacional).