Christos Charisis: El tercer base griego del doblete del Baskonia

Christos Charisis: El tercer base griego del doblete del Baskonia
El tercer base griego del doblete del Baskonia

Javier Ortiz Pérez

Con el Olympiacos (Foto: Intime Sports).
Con el Olympiacos (Foto: Intime Sports).

En la reciente celebración del 15 aniversario del ‘doblete’ Liga-Copa del Baskonia, seguramente el rostro menos conocido de los jugadores que acudió al Buesa Arena fue el de Christos Charisis. El base griego tuvo un papel secundario por detrás de Elmer Bennett y Chris Corchiani en la dirección (2,8 puntos en 8 minutos de media repartidos en 12 partidos), pero la experiencia le quedó para siempre dentro y aceptó gustoso la invitación del club vitoriano.

Giannis Stravroulakis, un periodista griego amigo de esta página (¡gracias!) y gran admirador del baloncesto español, le entrevistó entonces y nos ha cedido la traducción para ubicar un poco mejor a Charisis, que a su vez cuenta historias muy buenas sobre aquel mítico doblete.

“Acepté la invitación del Baskonia a venir. Tenían la intención de reunir al equipo del 2002 y me pregunté si era bueno viajar a Vitoria. Al final, decidí volver al lugar donde celebré mi primer y único campeonato. Fue un gran paso para mí, que me ayudó en los siguientes cinco años”, cuenta.

Preguntado por la dureza del trabajo con Dusko Ivanovic, reconoce que el técnico es “exactamente como se le describe: un entrenador que trabaja realmente trabaja y que quiere llegar a la perfección. Como jugador ya era así, con esa mentalidad, y en el banquillo lo confirmó. Había mucha disciplina en el equipo. ¡Los jugadores éramos soldados! No quería una relación especial con nosotros ni hablar fuera del campo. Por ejemplo, me recibió como todo el equipo, pero solo me preguntó qué tal me iba en la ciudad cuando habían pasado dos semanas. Había jugado un buen partido fuera de casa y solo al día siguiente me dijo: ¿qué tal, cómo estás en Vitoria?”.

Los entrenamientos eran, según su versión, agotadores “en intensidad y duración”. “No había tiempo para relajarse. No había días libres. Estuve muy cerca de sufrir un infarto (risas). ¡Se podía morir en el campo! Un ejercicio típico de Ivanovic era un dos contra dos por toda la pista”.

Charisis lo pasó bien en la celebración del aniversario_ “Es imposible describir los pensamientos y sentimientos que he tenido al reunirme con la gente después de tanto tiempo. Nombres enormes que hicieron grandes carreras en la NBA y en Europa. Estuve muy feliz de verles, en especial a mi buen amigo Elmer Bennett. En general ninguno de ellos ha cambiado e incluso bromeábamos con salir a jugar otra vez”.

En el homenaje al equipo del doblete vitoriano del 2002 (Foto: Baskonia).
En el homenaje al equipo del doblete vitoriano del 2002 (Foto: Baskonia).

También se refirió al presidente del club, Josean Querejeta. “Lo que puedo decir de él es que es el mismo hombre que conocí hace quince años: un hombre tranquilo que lo ha dado todo al equipo y que vive intensamente cada partido. Lo mismo se aplica a Scola, que entonces era el tercer pívot por detrás de Oberto y Tomasevic. Es un chico muy sencillo y agradable y estuve muy contento de hablar con él”.

No tuvo mala carrera después de sus meses en Vitoria, con un par de etapas en el Olympiacos y alguna incursión en Chipre, Italia y Polonia, yendo con la selección absoluta al Eurobasket del 2003. Se retiró en el 2012.