Elbert Rogers: Visto y no visto en cuatro derrotas con el Murcia

Elbert Rogers: Visto y no visto en cuatro derrotas con el Murcia
Visto y no visto en cuatro derrotas con el Murcia

Javier Ortiz Pérez

Juver Murcia 92-93.
Juver Murcia 92-93.

Visto y no visto Elbert Rogers en la desastrosa temporada del Juver Murcia 92-93. Disputó únicamente los cuatro primeros encuentros de la campaña, saldados todos con derrotas, y rápidamente fue sustituido por Ralph McPherson, a quien el club no había renovado tras dos grandes temporadas allí. Las idas y venidas en la plantilla y cuerpo técnico no evitaría un descenso que, eso sí, no llegaría a consumarse.

Rogers estaba muy verde o simplemente no tenía el suficiente nivel para una liga como la española. Acababa de salir de la universidad de Alabama-Birmingham, donde había rendido a buen nivel como ‘4’ con fama de ser potente físicamente (20 puntos y 7 rebotes en su temporada como ‘senior’).

Pero ya en el primer partido ante el León se le vio con muchos problemas para aportar algo positivo (2 puntos y 2 rebotes en 26 minutos). Tras un ilusorio repunte en la segunda jornada (17 puntos ante el Estudiantes), volvió a decaer ante el Taugrés (11) y se despeñó definitivamente el casa ante el Zaragoza (4 puntos y 2 rebotes en 17 minutos). Aquella campaña la acabó en la CBA, seguramente atónito de cómo le había ido todo tan sumamente mal.

Como muestra definitiva de que Europa se le quedaba grande, nunca volvería a jugar aquí. El resto de su carrera, desde 1993 a 2002, la pasó en Latinoamérica, primero en Puerto Rico (compartió MVP de la temporada un año) y luego en Argentina. Solo tuvo un paréntesis de unos meses en China.

Tras su retirada pasó a ser un defensor de la ley y el orden como policía en Birmingham, Alabama. En un reportaje que se remonta al 2005, se contaba que había bastantes problemas para cubrir las plazas de este trabajo como consecuencia de que los posibles interesados consideraban muy bajos los salarios que se ofrecían. “Yo estoy en una posición diferente”, decía Rogers, entre risas. “He ahorrado e invertido bien. Pero no hablo sobre ello. Soy solo un recluta”.

Imagen del 2010.
Imagen del 2010.

Más en serio reflexionaba sobre la situación: “Alguien que pone su vida en riesgo todos los días para los ciudadanos debe ser compensado por ello. Creo que eso es lo más importante para Birmingham. Mucha gente no quiere pasar por el proceso [de acceder a ser policía] debido al dinero”.

En su caso, consideraba que “debía a la comunidad” ejercer como agente. “Aunque vivo en Inverness, Birmingham es mi hogar (...). Conozco a mucha gente en el servicio y todos nos tratan como si fuéramos de la familia. Y yo soy grande en familia”.