Raúl Mena: Emergencia de 19 años para dirigir al Madrid en Vitoria

Raúl Mena: Emergencia de 19 años para dirigir al Madrid en Vitoria
Emergencia de 19 años para dirigir al Madrid en Vitoria

Javier Ortiz Pérez

Real Madrid 2001-02.
Real Madrid 2001-02.

Ha sido un base fijo en la LEB (sobre todo en la Oro) hasta su reciente retirada. Pero Raúl Mena también tiene un pequeño pasado en la máxima categoría del basket español, con la particularidad de que su debut, con el Real Madrid, no se produjo de forma breve y testimonial, con el partido decidido, sino disputando nada menos que once minutos en la pista del Baskonia. Ocurrió en la temporada 2001-02 y las bajas en su puesto ayudaron a cumplir un sueño con “un cúmulo de sensaciones: alegría, nerviosismo, concentración, ansiedad de hacerlo bien... Todo por lo que había trabajado dio su fruto”.

Mena empezó con el Colegio La Salle de Las Águilas, en una zona modesta de la capital de España. “Mis padres me apuntaron a la escuela del baloncesto, aunque antes de eso ya jugaba con mi hermano en una canasta que teníamos con una pelota de gomaespuma. Me acuerdo de asistir a las pruebas que año tras año, en la época de alevín, realizaba el Estudiantes para coger a nuevos chavales para sus equipos, pero sin suerte. Ya en la época de cadete hice las del Canoe, que en aquel tiempo era la cantera del Real Madrid, y ahí empezó mi periplo. Hice buena temporada y fase final, Chus Mateo me vio y al año siguiente me llamó para que fuese a jugar al Real Madrid con él. Ya cuando estaba en la liga EBA entrenaba de vez en cuando con la ACB”, relata.

En Ourense, uno de sus numerosos equipos de LEB.
En Ourense, uno de sus numerosos equipos de LEB.

Aquella la guarda como “una etapa increíble de mi vida. Aprendí mucho entrenando con ellos tanto a nivel físico como mental, ya que no era fácil entrenar con el primer equipo y no jugar ningún partido. Tuve varios entrenadores con maneras diferentes de entrenar e intentaba aprender lo máximo posible. Viajábamos a muchas ciudades a jugar Euroliga y vivía de primera mano lo que se sentía ser jugador del Real Madrid. Había siempre un ambiente espectacular en los partidos. Me llevé buenos amigos de aquella época que más adelante me volvería a encontrar”.

Tras dos partidos como blanco en la temporada 2001-02 y otros seis en la 2002-03, fue cedido a mitad de esta última al Rosalía de Castro en lo que fue su primera experiencia LEB. “No tuve suerte allí porque al poco de llegar me lesioné y estuve cuatro meses de baja. Al acabar tuve que operarme de la osteopatía de pubis que me dejó fuera de competición ocho meses”, lamenta. No volvería a las pistas hasta la parte final de la 2003-04 en LEB-2 con el Guadalajara “para empezar a coger ritmo”.

En la actualidad.
En la actualidad.

Sí le fue bien en Mallorca, en el Alcudia, donde consiguió el ascenso a LEB y siguió otros dos años. Empezó entonces una andadura por la segunda división en Burgos, La Palma, Palencia, Ourense... “Viví momentos muy emocionantes jugando los ‘playoffs’, pero también otros tristes en los descensos o no culminando los ascensos. En todos estos sitios conocí a muy buena gente y compañeros de los que no solo aprendí, sino que además me llevo como amigos. Conservo un especial recuerdo de mi temporada 2009-2010, en La Palma, donde conocí a mi mujer”, resume.

Tras ocho años consecutivos en Oro, volvió a Plata para incorporarse al filial del Fuenlabrada en la 2013-14. “Fue un reto nuevo para mí porque estábamos con chavales jóvenes con mucho talento y ganas de aprender. Había una buena mezcla entre veteranía y juventud”, dice. Hasta volvió a Oro con el Planasa Navarra aquella misma campaña a modo de refuerzo, pero se rompió un hueso de la muñeca en un entrenamiento y “a pesar de poner todo mi empeño por recuperarme cuanto antes, no pude jugar mis últimos partidos a mi máximo nivel”.

Mena se reconoce como un jugador que “defendía bien y presionaba bastante. Tenía buena visión de juego y podía tanto tirar como penetrar y siempre buscaba al hombre mejor situado. En los últimoss año leía mejor los partidos y llevaba mejor el tempo”.