Andy Kennedy: Andy Kennedy: El entrenador de Sebas Saiz en la NCAA jugó en Valencia

Andy Kennedy: Andy Kennedy: El entrenador de Sebas Saiz en la NCAA jugó en Valencia
Andy Kennedy: El entrenador de Sebas Saiz en la NCAA jugó en Valencia

Javier Ortiz Pérez

En su época como jugador.
En su época como jugador.

Tema habitual en nuestros medios baloncestísticos es seguir la trayectoria en la NCAA del que quizás es el más prometedor de nuestros jugadores allí, Sebas Saiz. Juega en la universidad de Mississippi (Ole Miss), donde es entrenado por un ex baloncestista que pasó brevemente por España: Andy Kennedy. Fueron dos encuentros con el Pamesa Valencia 92-93.

No conviene confundirle con otro Andrew Kennedy que también jugó en la ACB de la época con el Mayoral (solamente un partido, y del que ya hablamos aquí). Nuestro protagonista de hoy, un alero blanco de 2,03, tuvo una carrera profesional bastante modesta después de su etapa universitaria entre North Carolina State y Alabama-Birmingham. En esta última se había confirmado como un buen jugador ofensivo (21,2 puntos en su año senior) mientras se graduaba en Artes. Tras no conseguir entrar en la NBA tras graduarse en 1991 (sí hizo la liga de verano Charlotte Hornets) estuvo tres años intentando abrirse en las pistas en Grecia y Holanda.

Su llegada a Valencia estuvo en ese contexto de contratos cortos. Corría noviembre de 1992 y Conner Henry, un jugador de similares características (aunque mucha más calidad), se lesionó y Kennedy fue reclamado por Manu Moreno para echar una mano, sin muchas más pretensiones. En su debut ante el Estudiantes metió 8 puntos en 15 minutos (aunque con un 0/5 en tiros de dos), mientras que en el segundo en Zaragoza su aportación fue totalmente residual (5 minutos y sin anotar ninguno de sus tres tiros a canasta). Henry volvió y ahí se acabó su historia en España. Le quedaba muy poco en el baloncesto: a sus crónicos problemas de rodilla se les unió la temida rotura del ligamento lateral interno mientras que jugaba en Puerto Rico, lo que le empujó a la retirada muy joven. Cinco operaciones llegó a tener en la misma articulación.

 En la actualidad, como entrenador.
En la actualidad, como entrenador.

Tras una rápida transición cambió de profesión, pero no de mundo, primero como asistente en South Alabama, Alabama-Birmingham y Cincinatti y, desde 2005, en este último equipo y en Ole Miss como principal. Se ha convertido en todo un clásico con una permanencia de once años en el mismo banquillo, aunque este fenómeno es más habitual en la NCAA que en otros baloncestos como el europeo o el de la NBA. Lo cierto es que los resultados han sido bastante buenos para tratarse de una universidad que no es en absoluto de las de primera fila. Supera el 60% de victorias y esta última campaña alcanzó los cuartos de final del torneo NIT. Eso sí, también protagonizó un episodio negativo en 2009, cuando fue detenido por golpear e insultar a un taxista y posteriormente rogarle a la policía que le dejase libre porque “iba a ser un incidente nacional”. Aquí la noticia.

Ahora que Saiz ha terminado su periplo es justo reconocer la importancia que ha tenido Kennedy en su progresión. Desde el principio le dio mucha confianza. “Ha tenido una gran carrera con nosotros”, dijo recientemente el ‘coach’, que siempre ha elogiado el compromiso y la fuerza que pone bajo tableros el español.