Harold Ellis: ‘Saltarín’ que cumplió su sueño en la NBA y no cuajó en Vitoria

Harold Ellis: ‘Saltarín’ que cumplió su sueño en la NBA y no cuajó en Vitoria
‘Saltarín’ que cumplió su sueño en la NBA y no cuajó en Vitoria

Javier Ortiz Pérez

Con los Clippers.
Con los Clippers.

Seguramente la presencia de Harold Ellis en España pasó bastante inadvertida y ni siquiera muchos aficionados del Baskonia en los 90 le recuerden con claridad. Solamente disputó cinco partidos al inicio de la temporada 97-98 y después dejó su hueco a un jugador que sí contribuyó a marcar una época como Miroslav Beric.

Ellis, un ‘swingman’ de 1,96 y gran salto, cayó quizás en un momento inadecuado en el Buesa Arena. Su fichaje resultó muy precipitado, sustituyendo a poco de iniciarse la Liga a otro norteamericano al que se le había puesto la etiqueta de decisivo como Anthony Bowie. En su mes de permanencia en Vitoria empezó terriblemente mal, con 1 y 6 puntos en los dos primeros encuentros, mejorando en el tercero (11) y ‘saliéndose’ literalmente en el cuarto, ante el Forum Valladolid, cuando clavó 25 en solo 19 minutos (15 de ellos consecutivos). Sin embargo, a esas alturas Sergio Scariolo ya le había echado el ojo a Beric, despidiéndose Ellis tras meter 12 en 16 minutos ante el Caja San Fernando.

Una historia nada memorable, pero la del propio jugador sí lo es, al menos en sus comienzos. Multiplicó lo que le sucedió a Michael Jordan, del que siempre cuenta la leyenda que fue ‘cortado’ en su equipo de ‘high school’. Pues bien, nuestro protagonista vivió eso mismo ¡en tres ocasiones! Y no se desanimó. Pidió a su entrenador por lo menos estar vestido con el uniforme del equipo en el banquillo y acabó arañando algunos minutos, cuando los partidos ya estaban decididos.

En su periplo universitario en la pequeña Morehouse College sí que mostró una auténtica progresión, aunque no le llegó para entrar en el ‘draft’ de 1992. Se vio postergado a ligas menores como la CBA y la USBL, pero su ahínco le permitió ganarse un puesto en la plantilla de los Clippers, con los que jugaría dos temporadas (93-94 y 94-95) un total de 118 partidos. Bastante mejor la primera (8,7 puntos de promedio) que la segunda (3,7). También ganó el oro con USA en el Torneo de las Américas de 1993.

Imagen reciente (Foto: NBAE / Getty Images).
Imagen reciente (Foto: NBAE / Getty Images).

Cuando los Clippers le comunicaron que le daban una oportunidad reconoce que lloró: “Era un sueño hecho realidad. Pensé en todo el trabajo que había hecho y en toda la gente que me dijo que no lo conseguiría. Casi abandoné en ‘high school’ porque los entrenadores no me ponían. Pero mi madre me dijo que no lo hiciera”.

 En Europa destacó en Grecia (Aris, Apollon Patras, Iraklis) y llegó a ganar un concurso de mates. Hasta se ganó un nuevo contrato en la NBA en la 97-98 con los Nuggets. Su carrera profesional acabó en 2001 donde empezó: entre la CBA y la IBL, con un equipo de nombre tan molón como Las Vegas Silver Bandits...

No le ha faltado después un sitio donde seguir relacionado con el baloncesto y vivir la NBA de cerca. Fue ‘scout’ para Atlanta Hawks durante seis años, ayudante de entrenador en los Detroit Pistons (donde también ejerció como ojeador) y desde 2012 es director del departamento de ‘scouting’ de Orlando Magic. Por lo que parece, es un gran conocedor del baloncesto de África, que se ha ‘pateado’ de arriba a abajo a la búsqueda de nuevos talentos, como cuenta en este reportaje.