Dusko Savanovic: Calidad serbia al poste con huella de Sevilla y Valencia

Dusko Savanovic: Calidad serbia al poste con huella de Sevilla y Valencia
Calidad serbia al poste con huella de Sevilla y Valencia

Javier Ortiz Pérez

Recién llegado a Sevilla.
Recién llegado a Sevilla.

Cerca ya de los 34 años, sigue dando guerra Dusko Savanovic. Lo hace en el Dinamo de Sassari italiano. Han pasado ya casi siete temporadas desde que abandonó la Liga Endesa y sin embargo seguimos teniendo un recuerdo cercano de él. Es el talento, que nunca se nos va de la cabeza. Y lo de este hombre era (y es) talento puro.

La impronta la dejó sobre todo en Sevilla (dos años, 2008-10) y Valencia (2010-11), donde acumuló 103 partidos (raro fue que se perdiese alguno por lesión) y 11,8 puntos  y 4,6 rebotes en 24 minutos, mostrando una variedad de recursos impactante, muy de la escuela balcánica. Y eso que no era un jugador especialmente conocido cuando el entonces Cajasol fue a buscarle. En su Serbia natal había jugado en equipos secundarios (Zeleznik, Borac Cacak, FMP), pasando desde allí al remoto Unics Kazan.

Como es habitual, Dani Barranquero glosó con precisión su figura en un artículo para acb.com, apoyado en sus palabras. “Pasé de jugar en las calles a hacerlo profesionalmente en poco tiempo. A los 14 ó 15 ya era un profesional, todo empezó muy pronto para mí. Me encantaba este deporte, está en la cultura de mi país, donde hay mucha tradición (...). Resultaba complicado, al principio jugaba muy pocos minutos por partido, aunque cada año era más y más fácil para mí. Tenía 17 años y me sentía como si tuviera 30 o 40. No obstante, mereció todo la pena”, comentaba el jugador, que también se quedaba con lo positivo de su tiempo en Rusia.  “Resultó una experiencia muy gratificante porque viví en un país distinto, conocí una cultura diferente y otra forma de jugar al baloncesto, de una manera mucho más lenta que en España, que recuerda a la vieja escuela del basket. De eso también se aprende, significó mucho para mí esa etapa”, decía.

Gran temporada en Valencia.
Gran temporada en Valencia.

En Sevilla no todo fue bien al inicio. Manel Comas cuestionó su rendimiento y le dejó en algún partido sin jugar, pero todo mejoró en la segunda vuelta. “Estamos hablando de un club con mucha tradición, con muchos años de experiencia, muy bien organizado. Además, la ciudad también es preciosa. Y es que antes de firmar hay que mirarlo todo, no sólo aceptar la oferta del equipo que te de más dinero y punto. Todos esos factores me impulsaron a aceptar la propuesta del Cajasol. Más que decepcionante, la temporada para mí fue triste, muy triste. Empezamos jugando mal, con muchas derrotas y sólo dos victorias en la primera vuelta. Hubo muchos cambios en la plantilla y hasta de entrenador. Resultó muy duro todo”, resumía.

Con Joan Plaza en la segunda temporada le fue mejor:  “No ha cambiado una sola cosa sino muchas: diferente forma de fichar, diferentes jugadores, diferente técnico… pero para mí esta temporada es todo mucho mejor y más fácil. Todo gira en torno a la confianza. El entrenador confía mucho en mí y mi rol en este equipo es distinto”. 

En Valencia aumentó más todavía su rendimiento, ascendiendo a la consideración de jugador de Euroliga (incluido en segundo mejor quinteto) y marchándose el siguiente verano firmando un gran contrato con el Anadolu Efes. Allí estuvo tres años, más otros dos en el Bayern de Múnich. Ahora, en el Sassari sigue disfrutando el baloncesto. Y haciendo disfrutar.

A juzgar por la entrevista ya mencionada, seguro que echa un poco de menos España: el clima, el ambiente, la gente... Menos la comida, que prefiere la serbia, aunque el jamón le enamorase. Cumpliendo el tópico, aprendió rápido el idioma, en unos diez meses.

En la actualidad, en Sassari.
En la actualidad, en Sassari.