Anton Gavel: Crecimiento en Murcia antes de ser decisivo en Alemania

Anton Gavel: Crecimiento en Murcia antes de ser decisivo en Alemania
Crecimiento en Murcia antes de ser decisivo en Alemania

Javier Ortiz Pérez

Dos temporadas en Murcia.
Dos temporadas en Murcia.

Vivió dos años temporadas para su crecimiento Anton Gavel en Murcia, desde 2006 a 2008. Era todavía entonces, con 22-23 años, un jugador un desarrollo. El ‘matrimonio’ acabó saliendo bien para ambas partes: el base eslovaco consiguió muchos minutos en una liga muy competitiva, mientras que el club ‘pimentonero’ disfrutó con su calidad, para la que los números se quedan algo cortos: 5,3 puntos y 1,2 asistencias en 21 minutos en pista. Su progresión la confirma el hecho de que en la Euroliga pasada alcanzó los 11,6 y 3,4.

Gavel siempre ha estado marcado por un país: Alemania. Allí empezó a abrirse camino en segunda división, con el Karlsuhe, cuando apenas tenía 17 años, y allí es donde está ahora, en un ‘grande’ en expansión como el Bayern de Múnich, con 32. También ha jugado en Giessen (donde fue nombrado mejor jugador joven de la Bundesliga antes de llegar a Murcia) y Brose Baskets. Grecia (Aris) y Eslovaquia (Chemosvit) han sido las otras dos ligas en las que ha jugado.

Una de sus mejores características es su polivalencia. Normalmente es tipificado como base, pero puede hacer de escolta perfectamente, aunque con su 1,89 pueda pensarse que se queda algo corto para estas labores. Pero no: es un defensor fiero y hace ganar a sus equipos. Ha sumado ya cuatro Bundesligas (incluyendo el MVP de las finales del 2013), tres copas alemanas y ha sido tres veces All Star. Los alemanes no han dudado en darle la nacionalidad, lo cual no es sencillo.

De su época en Murcia queda su capacidad de trabajo y sacrificio. En una entrevista en acb.com habla de su rápida adaptación y de por qué se había decidido por fichar en España. “Tenía una oportunidad muy buena de jugar en la ACB y sabía que era la mejor competición de Europa, así que no podía decir que no”. Se mostraba feliz en Murcia, porque “como ciudad me gusta mucho, el tiempo es increíble, la gente es muy amable y hay muchas cosas que hacer aquí”. Entre ellas citaba “quedar con mis compañeros, vamos a comer, de compras, a pasear por la ciudad, vemos películas en casa de alguno...”.

Bromeando en una foto oficial con su actual equipo, el Bayern de Múnich.
Bromeando en una foto oficial con su actual equipo, el Bayern de Múnich.

Contaba que había empezado en el baloncesto gracias a sus padres, “ya que ellos habían jugado. Además, mi padre fue entrenador y empecé a ir con él a los entrenamientos para verlos y jugar un poco. De niño cuando empecé a jugar me fijaba sobre todo en estrellas de la NBA y en Europa me encantaba Petrovic”.

“Me fui de casa muy joven con 16 años y esto te hace madurar antes. En Alemania he vivido 5 años, ha sido una etapa muy importante para mí como persona ya que aprendí a vivir solo, a solucionar problemas. Con respecto al baloncesto allí, competí a muy buen nivel y gracias a ello he podido venir aquí”, agregaba. Ya entonces decía de sí mismo que podía “mejorar en todos los aspectos y perfeccionar algunas facetas todavía por pulir. En Alemania era más penetrador, ahora aquí que la defensa es más dura intento tirar más, ya que creo que así puedo meter canastas. Sin embargo, mi especialidad es la defensa. Me siento muy satisfecho cuando el jugador al que defiendo no anota muchos puntos”.