Roberto Chiacig: El ‘cuarentón’ ex Valencia que sigue peleando bajo los aros

Roberto Chiacig: El ‘cuarentón’ ex Valencia que sigue peleando bajo los aros
El ‘cuarentón’ ex Valencia que sigue peleando bajo los aros

Javier Ortiz Pérez

Ganador de la Copa Saporta.
Ganador de la Copa Saporta.

Si hay un país en el que los jugadores apuran antes de retirarse definitivamente, ese es Italia. Roberto Chiacig todavía anda, con casi 43 años, por esas canchas de Dios. Y no lo hace en una competición amateur, no: está en la Serie B de su país con el Cus Jonico Basket Taranto. Para afrontar el desafío, el tipo debe seguir muy en forma. Y no es raro que sea así: siempre se distinguió por un gran físico y una gran ética de trabajo. Lo suyo nunca fue la puntería ni nada similar, sino el choque, el trabajo sucio, el sacrificio.

Y le fue bien. En su largo recorrido hubo ocasión de verle en España: los 20 primeros partidos de la temporada 2006-07 con el Pamesa Valencia, que recurrió a él como sustituto de Albert Miralles, que se había lesionado en pretemporada. Se ganó parcialmente la confianza de Fotis Katsikaris, que le utilizó en esas labores específicas en las que solía cumplir mientras le buscaba un sustituto. Su participación no podía ser de muchos minutos (12 de media), en los que alcanzó casi más rebotes (3,7) que puntos (3,8). Sin embargo, a mitad de campaña fue cedido a la Virtus de Roma porque el club ‘taronja’ había conseguido el fichaje de Loukas Mavrokefalidis.

Midiendo 2,10 y apodado, por similitud con su apellido, ‘Ghiaccio’ (“hielo”), se ha convertido en una de las caras más significativas del baloncesto transalpino de los últimos 20 años. Formado en la Benetton de Treviso, la de Valencia fue su única experiencia fuera del país junto con otra anterior en el AEK de Atenas (96-97, la primera temporada tras la ‘sentencia Bosman’). Muy pocos deben presumir de haber jugado en todas las grandes ‘plazas’ italianas: el propio Treviso, los dos equipos de Bolonia, Siena, Roma, Reggio Emilia, Cantú, Biella... Le faltó Milán y poco más, ¿verdad? Pues estuvo a punto varias veces de fichar allí, llegando a hacer una pretemporada con ellos en el 2012. En los últimos años ha ido bajando de nivel, pero siempre con dignidad.

En el Pamesa Valencia 2006-07.
En el Pamesa Valencia 2006-07.

Antes de esta generación actual de italianos a la que se le da mejor tirar que pegar (Bargnani, Bellinelli, Gallinari...) participó en los grandes éxitos de la selección, destacando el oro en el Eurobasket de Francia ante España, así como la plata en Atenas-2004 y un bronce en la cita continental de Suecia en 2003. 185 veces internacional absoluto es un gran balance. Como jugador de club ha ganado una liga, una copa, dos Supercopas, una Copa Saporta y una EuroChallenge.

¿Por qué sigue jugando? Hace poco respondía a ello en una entrevista: “El baloncesto es mi pasión, me divierto jugando, probándome, mezclándome con jugadores mucho más jóvenes. Y estoy convencido de que todavía puedo marcar la diferencia”. Eso sí, reconocía que la campaña anterior, en el Basket Orzinuovi, había sido “un poco un sufrimiento, porque jugué poco por varios problemas. Me gustaba la idea de poder jugar una temporada con continuidad”. Y suelta una última declaración en la que deja claras sus ideas: “Mientras tenga ganas y el físico me lo permita, jugaré”.

En la actualidad (Foto: La Reppublica).
En la actualidad (Foto: La Reppublica).