Álvaro Frutos: Dos partidos ante Granada, una rodilla rota y un renacimiento

Álvaro Frutos: Dos partidos ante Granada, una rodilla rota y un renacimiento
Dos partidos ante Granada, una rodilla rota y un renacimiento

Javier Ortiz Pérez

Con el Fuenlabrada, en la pretemporada 2007-08.
Con el Fuenlabrada, en la pretemporada 2007-08.

“Uno siempre sueña, claro. Todos trabajamos para eso, pero hay que ser realistas y tener una expectativa que sea más factible de cumplir”. Es lo que responde Álvaro Frutos cuando se le pregunta si ve posible prolongar los dos partidos en la actualmente denominada Liga Endesa que disputó hace diez años con la camiseta del Fuenlabrada. Tiene 28 años y, viendo otros casos, no resulta imposible, desde luego, pero antes tiene que seguir ‘haciéndose fuerte’ en la LEB Oro, donde milita actualmente con el Palma air Europa.

Curiosamente, sus dos únicos encuentros en la máxima categoría se produjeron ante el mismo equipo: el Granada. El primero, a domicilio en la temporada 2006-07, lo recibió con la ilusión con la que es fácil imaginar, aunque fuese en un choque ya decidido por más de 20 puntos. No llegó a anotar en el tiempo en el que estuvo en pista, “aunque los veteranos, como Ferrán López y Francesc Solana, me animaban a tirar lo máximo posible, que no me contagiase de la tristeza que tenían ellos. La verdad es que era un momento que esperaba porque hacía tiempo que entrenaba con el primer equipo”. Unos meses después, solo fueron unos segundos en el pabellón Fernando Martín, a final del segundo cuarto, en un choque que sí se ganó al propio Granada. En ambas ocasiones el entrenador de los madrileños fue Luis Casimiro.

La historia de Frutos en el baloncesto empieza cuando, muy niño, vio jugando a su hermana Patricia en el patio del colegio Patrocinio de San José (en la zona norte de Madrid, cerca del Bernabéu). “Me puse a imitarla”, recuerda. Tiempo después, el Rea Madrid vino a buscarle y, tras un año de espera porque sus padres no vieron bien que jugase con chicos un año mayores que él, se incorporó al club blanco, donde pasó su formación hasta la edad junior. Una etapa en el Canoe fue el preludio de su fichaje por el Fuenlabrada.

En la actualidad, con el Palma Air Europa.
En la actualidad, con el Palma Air Europa.

En las LEBs ha tenido un poco de todo: desde un par de buenos años con el Alcázar (2009-11) a un duro momento con la lesión que se produjo en su primer entrenamiento con el Melilla (2011-12). “Me rompí la rodilla y estuve una temporada entera sin jugar. Me costó mucho superarlo, recuperar sensaciones. Tu estado físico y mental no es el mismo tras pasar por algo así y los propios clubs tampoco te ven igual. Me costó encontrarme a mí mismo, pero lo hice en Plata con el Guadalajara (2014-15) y un entrenador con el que siempre me ha ayudado mucho como Javier Juárez”, comenta.

Sus buenas actuaciones le abrieron de nuevo la puerta de Oro con el Cáceres la pasada campaña. En esta intenta confirmar su ‘regreso’ con el Palma, sacando partido de sus cualidades como director de juego con buena capacidad para tirar desde lejos y defender. “En ocasiones me han utilizado como escolta cuando ha hecho falta, pero me educaron como base y me siento base”, resume.

Frutos también anda bien intelectualmente fuera de la pista. Terminó la carrera de Economía y ahora se ha puesto a hacer Ingeniería Informática. Cuando se le pregunta por el futuro, lo tiene claro: “Me gustaría estirar el baloncesto todo lo que pudiera porque, por encima de circunstancias económicas, somos unos privilegiados. Creo que nadie en el mismo puede disfrutar tanto como nosotros lo hacemos. Cuando me retire, me gustaría abrir mi propio negocio. Siempre me ha interesado mucho el mundo de la bolsa”.