Marcos González: ‘Buli’, el ‘Sergio Llull’ lucense de principios de los 90

Marcos González: ‘Buli’, el ‘Sergio Llull’ lucense de principios de los 90
‘Buli’, el ‘Sergio Llull’ lucense de principios de los 90

Javier Ortiz Pérez

Breogán 91-92.
Breogán 91-92.

Marcos González disputó dos temporadas con la camiseta del Breogán, la 91-92 y la 92-93. En total fueron 27 partidos (22 y 5) con un promedio bastante alto de puntos (4,7) teniendo en cuenta sus minutos (13). Era más conocido seguramente como ‘Buli’ González, aunque lamentablemente nos quedamos con la duda de conocer el motivo de su apodo: “No tiene que ver con el basket y no se puede contar en público”, dice entre risas.

González sí cuenta que empezó muy tarde a jugar al baloncesto: con 13 años. “Hasta ese momento jugaba al balonmano y al fútbol”. Como suele suceder, su altura ayudó a cambiar de ‘bando’. Se acabaría quedando en el 1,90. “Mis primeros pasos en el basket fueron en el Club Baloncesto Santo Domingo, de Betanzos”, recuerda. Sus actuaciones en categorías inferiores le hicieron fichar por el equipo de Lugo ya siendo junior. “Completé dos buenos años”, destaca. Cuando alcanzó la edad senior, fue cedido a un Segunda División nacional (el equivalente a la actual LEB Plata), el Ribadeo, donde dio rienda suelta a sus mejores cualidades de cara al aro: “Fui el máximo anotador de la categoría”.

Eso le dio fuerzas para regresar al Breogán, que le hizo un contrato profesional. Sin embargo, como celeste no gozó de tantas oportunidades como hubiese deseado. Fue la época de la irrupción del tercer extranjero, un puesto que en Lugo ocupó nada menos que Velimir Perasovic, que actuaba en la misma posición que ‘Buli’, la de escolta. En todo caso, es fácil imaginar lo mucho que disfrutó (y sufrió, claro) en los entrenamientos nuestro protagonista enfrentándose a tal leyenda.

González tuvo un estreno bastante atípico tratándose de un chico joven. Saliendo el banquillo disputó 22 minutos y consiguió 11 puntos en la victoria ante el Juver Murcia (83-80). Ha pasado tanto tiempo (aquello fue el 21 de septiembre de 1991) que ni él mismo recordaba exactamente si había sido su debut oficial. “Sí que fue seguro el primer partido en el que tuve importancia”, comenta.

Terminando una prueba de triatlón.
Terminando una prueba de triatlón.

¿Cómo era como jugador? “Pues... salvando las distancias, era parecido al Sergio Llull actual. Muy rápido, buen defensor, con muy buena penetración a canasta, no siendo un especialista en el tiro exterior. Tenía mucha potencia de salto y eso me ayudaba mucho a mi juego”, responde.

Estudió INEF y consiguió la diplomatura, pero no la licenciatura “por motivos laborales”. Sigue muy vinculado a la actividad física (“practico triatlón y running”) y su actividad laboral está en el mundo del bricolaje y demás, ya que es comercial de Wurth España.