Nihad Djedovic: : ‘Talentazo’ bosnio en el Barça que fue de una cesión a otra

Nihad Djedovic: : ‘Talentazo’ bosnio en el Barça que fue de una cesión a otra
‘Talentazo’ bosnio en el Barça que fue de una cesión a otra

Javier Ortiz Pérez

Foto oficial con el Barcelona 2008-09.
Foto oficial con el Barcelona 2008-09.

Nihad Djedovic cumple 27 años el próximo 12 de enero, por lo que obviamente todavía tiene mucho baloncesto por delante como para poder hacer un balance global sobre su carrera, pero con él hay una cierta sensación de ‘hombre que pudo reinar’ y no lo hizo. Ahora se gana muy bien la vida en un ‘grande’ del basket alemán como el Bayern de Múnich, una década después de que fuese fichado por el Barcelona como jugador de enorme futuro, casi ‘franquicia’.

Djedovic, como bien sabemos sobre los jugadores de la antigua Yugoslavia, es talento puro. Unos fundamentos trabajadísimos, una competitividad enorme. Pero en el Barça no acabó de encontrar el hueco, y eso que firmó un contrato larguísimo. Las sucesivas cesiones no permitieron atisbar en él una progresión suficiente como para apostar por él en la primera plantilla. Y tampoco tuvo mucha suerte con las lesiones.

Sus orígenes son complicados. Nacido en Bosnia, a poco de venir al mundo se trasladó con su familia a Múnich. Hasta que no tuvo siete años no volvió a su país natal, que intentaba recuperarse de una guerra durísima. Pero todo se le olvidaba con el balón en las manos y con apenas 16 años ya era campeón con el Bosna de Sarajevo.

Con el Obradoiro 2009-10.
Con el Obradoiro 2009-10.

En verano del 2006 fichó por el Barcelona, que cedió un año al propio Bosnia y luego le puso a jugar en el entonces vinculado Cornellá. Con 17 años debutó en la máxima categoría jugando un minuto ante Estudiantes.  Podía pensarse que era el primero de una larga serie de partidos como azulgrana, pero solo hubo dos más en liga: uno aquella misma campaña ante el Murcia y otro en los ‘playoffs’ de la siguiente frente al Tau. No llegó nunca a tirar a canasta, lo que extraña especialmente porque esa era (y es) su gran especialidad.

Mientras tanto, en Plata daba cuenta de su calidad: sin llegar a los 20 años se permitió promediar casi 19 puntos en el Cornellá. Estaba claro que necesitaba una cesión un poco de mayor exigencia y la encontró en el Obradoiro recién ascendido en la 2009-10. No fue un buen año en Santiago a nivel global (con el descenso), mientras que él se quedaba en 6,3 puntos en 17,4 minutos. Sus dos siguientes paradas a préstamo fueron Italia (Roma) y Turquía (Galatasaray). En 2012 acababa su contrato de seis años sin haber alcanzado el objetivo de convertirle en la gran estrella que se preveía. Por poner un ejemplo, en 2011 quedó quinto como mejor joven de la Euroliga empatado con Bojan Bogadnovic y detrás de otros cuatro tipos que acabaron en la NBA: Nikola Mirotic, Víctor Claver, Jan Vesely y Jonas Valanciunas.

Desvinculado del Barcelona, buscó un nuevo impulso en Alemania y parece haberlo encontrado, primero en el Alba de Berlín y ahora en el Bayern, donde es todo un ídolo. También ha obtenido la nacionalidad, aunque con el duro trago de tener que renunciar a la selección bosnia por el momento.

En la actualidad con el Bayern Múnich.
En la actualidad con el Bayern Múnich.

En una reciente entrevista, aseguró no arrepentirse de aquella gran decisión de firmar un contrato largo con el Barcelona. “Estaba convencido de que Barcelona era la elección correcta. Yo era el mejor jugador joven de Bosnia y Herzegovina y que yo sepa nadie ha recibido una oferta de un club tan grande a mi edad. Si el Barcelona te llama, tienes que responder. Eso pasa una vez en la vida”.

Y es que la experiencia no debió ser tan mala si recomendó a su propio hermano, Nedim, fichar por el club azulgrana, donde milita actualmente en el filial de LEB Oro. Al igual que Nihad, no tiene mala pinta el chico.

Presumiblemente, seguiremos viendo a Djedovic jugando contra equipos españoles en los próximos años, o quizás regresando a la Liga Endesa. Pero siempre nos quedaremos con la duda de qué podía haber pasado con él si...