Bryan Sallier: Maestría en el poste bajo y clave en la Liga manresana

Bryan Sallier: Maestría en el poste bajo y clave en la Liga manresana
Maestría en el poste bajo y clave en la Liga manresana

Javier Ortiz Pérez

Recién llegado a España, en 1993.
Recién llegado a España, en 1993.

Imprescindible en el álbum de los norteamericanos de los años 90 en España este Bryan Sallier, ¿verdad? Llegó siendo un auténtico desconocido a Huesca en la temporada 93-94 y aquí estuvo hasta el final de sus días como profesional (2004-05, Tarragona en LEB), con solo pequeños paréntesis, uno en Francia y otro en Puerto Rico. Era uno de esos ‘gorditos’ no muy atléticos ni altos para jugar de ‘4’ (2,03), pero sí resultaba muy fuerte y estaba dotado de una técnica individual como muy pocos. Sorprendía por su rapidez de ejecución.

Así arañaba las canastas, una tras otra, un jugador que fue decisivo en la mítica liga ganada por el TDK Manresa en 1998. Suele recordarse la dirección de ‘Chichi’ Creus o la intimidación de Derrick Alston, pero su aportación también resultó fundamental. El Tau tuvo muchísimos problemas para contenerle, y eso que enfrente estaba un tipo tan duro como Brent Scott. Aquella campaña promedió 16,1 puntos y 7,5 rebotes, sus números ‘standard’ en una primera parte de su carrera en España en la que siempre fue protagonista.

A Sallier ‘se lo inventaron’ en Huesca, aquel proyecto que estiraba sus recursos a base de puntería cuando acudía al mercado. Era un jugador que no había pisado Europa después de completar su formación universitaria (sin ser ‘drafteado’) en Oklahoma. Estaba en una liga menor como la USBL cuando el equipo aragonés, entonces dirigido por Joan Maria Gavaldá, apostó por él. Los resultados fueron inmejorables... hasta que se lesionó de gravedad en una rodilla en diciembre y tuvo que ser sustituido por Larry Micheaux.

En acción con el Unicaja ante sus ‘ex’ del TDK Manresa.
En acción con el Unicaja ante sus ‘ex’ del TDK Manresa.

Eso no cortó su trayectoria, aunque perdió explosividad, teniendo que adaptarse a ello. Tras un año en Le Mans, primero León (95-96) y luego Manresa (96-98, con los resultados ya mencionados) disfrutaron de su juego dominante desde el poste bajo, desarrollando al tiempo un tiro de 4-5 metros cada vez más peligroso. Inolvidable el segundo partido de la final, en el Buesa Arena, donde clavó 31 puntos y capturó 9 rebotes (44 de valoración) sin sentarse ni un segundo durante los 45 minutos que duró el choque, que necesitó una prórroga. El TDK arrebató el factor campo aquella noche al Tau y sentenció en el Nou Congost. Lo que pocos recuerdan es que aquella serie la jugó Sallier infiltrado para evitar los fuertes dolores que sufría. Era el hombre al que más buscaba Creus en los momentos ‘calientes’ de partido.

A continuación, su mejor contrato lo firmó probablemente en el Unicaja (99-2000), donde siguió teniendo problemas físicos que fueron minando poco a poco su rendimiento y se quedó además a las puertas de ganar la Copa Korac. Iniciada ya la inevitable cuesta abajo, Cáceres (2000-01), Lleida (2001-02) y Estudiantes (un contrato solo para cinco partidos en la 2002-03) fueron sus últimos equipos en el universo ACB. Fueron 246 partidos con medias de 14,2 puntos y 6,7 rebotes en 30 minutos (50% en tiros de dos, y eso que era raro verle pegando un mate, quizás como consecuencia de aquella lesión en Huesca).

Al borde de los 34 años empezó una etapa menos brillante en lo individual, pero en la que también hubo un momento de gloria. La 2003-04 la empezó en Cáceres, pero se marchó por impagos y encontró hueco en el Bilbao Basket, al que ayudó a subir sin absorber demasiados balones. Tarragona fue el fin para él la siguiente campaña... Acabó cortado después de doce partidos y no volvería a jugar.

Imagen del 2011.
Imagen del 2011.

No hay grandes certezas sobre su vida desde entonces. Todo hace indicar que volvió a su Texas natal, pero también, en este artículo-homenaje en Sport Huesca, se cita como fuente a Alston para decir que Sallier también un negocio relacionado con los seguros en el estado de Tennessee.