Roko Leni Ukic: El talentoso base croata con demasiados altibajos en su carrera

Roko Leni Ukic: El talentoso base croata con demasiados altibajos en su carrera
El talentoso base croata con demasiados altibajos en su carrera

Javier Ortiz Pérez

Tau Cerámica 2005-06.
Tau Cerámica 2005-06.

El pasado verano vimos cómo Roko Ukic era clave para que Croacia derrotase a España en la jornada inaugural de los Juegos Olímpicos. Un par de triples por aquí, una asistencia mágica por allá y el partido dio la vuelta al ritmo que quiso este chico al que tuvimos por aquí un par de temporadas. Sin embargo, la queja habitual sobre el equipo croata es que carecía de dirección de juego, lo que era señalarle a él directamente. Ni en su propio país están contentos con la deriva que ha terminado teniendo su carrera, hasta tal punto que impulsaron hace unos años la nacionalización de Dontaye Draper como alternativa.

En una carrera de altos y bajos, lo más doloroso con Ukic era que iba para gran estrella y se ha quedado ‘simplemente’ en un notable jugador, pero nada más. Es algo que se pudo comprobar tanto en el Tau Cerámica 2005-06 como en el Barcelona 2006-07. Aunque estuvo mejor en Vitoria, en ninguno de los dos clubs consiguió hacerse con las riendas. Baste el dato de que sus 88 partidos ligueros, en solamente 9 fue alineado como titular. 6,1 puntos y 1,6 asistencias fueron sus promedios en 15 minutos, naufragando en lo que es en teoría uno de sus puntos fuertes, el triple (33%).

Barcelona 2006-07.
Barcelona 2006-07.

Nuestro hombre, cómo no, también tuvo que soportar, al igual que otros, la molesta etiqueta de ‘nuevo Drazen Petrovic’. Sucede a menudo cuando un exterior con talento comienza a brillar en Croacia. Esa rápida progresión suya se hizo palpable cuando el KK Split le hizo debutar con solo 16 años y con 17 ya le había hecho capitán.

Su etapa allí acabó en 2005, cuando fue ‘drafteado’ por los Toronto Raptors (número 41), pero rechazó irse a Canadá para adquirir más experiencia en el baloncesto europeo a primer nivel. Es curioso que en la franquicia de la NBA le esperasen como agua de mayo, intentándolo todos los veranos, con el objetivo de que siguiese la exitosa senda de José Manuel Calderón. Finalmente, tras tres años (los de Vitoria, Barcelona y un tercero en Roma), lo acabaron consiguiendo, pero se llevaron un chasco mayúsculo cuando su rendimiento no pasó de discreto.

De hecho, solamente estuvo una temporada en Toronto (la 2008-09) sin que esos 4,2 puntos y 2,1 asistencias en 12,4 minutos evitasen que fuese traspasado a Milwaukee, donde jugó todavía menos en la 2009-10 (3,1 y 0,9 en 7,5). Descontento con su papel, llegó a un rápido acuerdo con los Bucks para romper su contrato en plena 2009-10 para fichar por el Fenerbahce. Aquella temporada sí la acabó feliz, siendo decisivo en ganar la liga turca.

Allí permaneció con buen tono, aunque con algunos problemas de lesiones, hasta 2012, cuando firmó por el Panathinaikos, con el que se apuntó dos ligas y dos copas más. Sin embargo, el físico le ha hecho descender peldaños en los últimos tiempos: Varese con contrato temporal, Cantú y ahora acaba de incorporarse al AEK de Atenas. Tiene 31 años y tiempo para que la situación vuelva a dar un giro otra vez, como ha ocurrido en otras ocasiones.

Una curiosidad ‘de Wikipedia’ sobre él: su segundo nombre, Leni, se lo puso su padre, Zoran Ukic, en homenaje a Lenny White, de quien se dice que fue uno de los mejores baterías de la historia. Es el instrumento que tocaba Zoran en varios grupos locales.

En los Juegos Olímpicos de Río.
En los Juegos Olímpicos de Río.