Dainius Salenga: El ‘todoterreno’ lituano que hizo la transición de Girona

Dainius Salenga: El ‘todoterreno’ lituano que hizo la transición de Girona
El ‘todoterreno’ lituano que hizo la transición de Girona

Javier Ortiz Pérez

Con Lituania.
Con Lituania.

Dainius Salenga fue uno de los jugadores que vivió la transición entre el proyecto ‘realista’ del Club Baloncesto Girona (todavía con el patrocinio de Casademont) y el más ambicioso (y finalmente fallido) bajo el amparo de Akasvayu. Su nombre tenía el suficiente prestigio como para mantenerse en la plantilla en la temporada 2006-07 (la del cambio de espónsor) pese a que entró más dinero: estamos hablando de un alero muy físico que en su momento fue fijo en la selección lituana.

Al contrario de lo que pueda parecer, Salenga no es un producto del Zalgiris Kaunas, donde ha pasado la mayor parte de su carrera (en tres etapas distintas) y llegó a ser capitán. El club verde le fichó después de ver cómo se desarrollaba en dos clubs más bien modestos de la ‘eterna rival’ Vilnius, el Farmeka y el Sakalai. Desde 2000 a 2005 estuvo enel Zalgiris jugando mucho, viendo crecer su prestigio y participando en citas internacionales como los Juegos de Atenas en el 2004. No era entonces un tirador nato, al contrario de lo que pueda pensarse en plan arquetípico sobre un jugador lituano, sino más bien un jugador de equipo, muy intenso en los dos lados de la pista, de un enorme salto que le permitía actuar como ‘3’ sin problemas pese a no alcanzar los dos metros (1,98).

En el 2005 llegó a Girona y en su primera campaña promedió 6 puntos en 20,8 minutos. Discreto, probablemente, pero lo suficiente para seguir contando en un club que crecía vertiginosamente. En la segunda campaña, ya como Akasvayu, se permitió el lujo de aumentar su participación (22 minutos) y su anotación (8,2) mejorando en un aspecto que añadió un nuevo matiz a su juego: el del lanzamiento lejano. Alcanzó entonces casi un 43% en triples cuando un año antes apenas había alcanzado el 37%. El resultado fue obtener el título de la FIBA Eurocup a las órdenes de Svetislav Pesic.

Tres etapas en el Zalgiris.
Tres etapas en el Zalgiris.

En el 2005 llegó a Girona y en su primera campaña promedió 6 puntos en 20,8 minutos. Discreto, probablemente, pero lo suficiente para seguir contando en un club que crecía vertiginosamente. En la segunda campaña, ya como Akasvayu, se permitió el lujo de aumentar su participación (22 minutos) y su anotación (8,2) mejorando en un aspecto que añadió un nuevo matiz a su juego: el del lanzamiento lejano. Alcanzó entonces casi un 43% en triples cuando un año antes apenas había alcanzado el 37%. El resultado fue obtener el título de la FIBA Eurocup a las órdenes de Svetislav Pesic.

Causó cierta sorpresa que no se le renovase. Siempre pareció un jugador útil. Optó por regresar al Zalgiris durante un par de temporadas con el estímulo extra de regresar a la Euroliga. Excepto unos meses en el Rudupis Prienai, estuvo desde el 2007 al 2012 en Kaunas mientras paulatinamente iba desapareciendo de la selección.

En los últimos años, ya muy veterano, ha ido bajando peldaños en el basket del Este europeo. Sí jugó la Euroliga con el Budivelnyk de Kiev (2013-14), pero sus siguientes equipos de regreso a Lituania han sido los humildes Lietkabelis Panevezys y Vytautas Prienai, donde por lo que se ve, a los 39 años, han optado por no renovarle.

Hace unas semanas estuvo hablando sobre si seguirá en el baloncesto al filo de los 40. “Tengo la intención de jugar”, indicó, recordando que la de estar en paro es una situación parecida a la que tuvo en el 2015 y acabó promediando muchos minutos en pista (25) con 8,7 puntos y 2,8 rebotes. “Estoy hablando con equipos, pero ahora no puedo unirme a ellos porque en septiembre tengo todo tipo de asuntos pendientes. Podrá ser octubre o noviembre, el mismo que el año pasado”, añadió. Sí reconoció que ha pensado en dejar el baloncesto. “Me he preguntado... ¿vale la pena para mí seguir? Pero sigo haciéndolo todavía bastante bien, mi cuerpo todavía reacciona”.

Dos años en Girona (2005-07).
Dos años en Girona (2005-07).