Javier Nasarre: De acá para allá como experiencia vital

Javier Nasarre: De acá para allá como experiencia vital
De acá para allá como experiencia vital

Javier Ortiz Pérez

En la NCAA.
En la NCAA.

Turno para Javier Nasarre, cuya contribución a la historia de la Liga Endesa se reduce a 22 segundos en la temporada 2005-06 con el Forum Valladolid. Fue en un encuentro contra el Estudiantes que terminó con victoria para los pucelanos.

Se trata de un pívot nacido en Barbastro (Huesca) de 2,08, con buena mano, eminentemente jugador de equipo. Después de salir de Valladolid, decidió emprender la aventura americana. Se marchó a Midland College, ganando el anillo de campeón de NJCAA. Su siguiente estación fue Northern Oklahoma Tonkawa (dos años) y finalmente acabó en Oral Roberts.

A su regreso buscó hueco en en la LEB Oro (Huesca, dos años) y Plata (Guadalajara y Castellón). Acaba de cumplir los 30 años, por lo que todavía le puede quedar un tiempo en el baloncesto de cierto nivel. Y es que es de esos chicos que se ha atrevido a salir a Europa a buscarse la vida, llegando a militar en el Schalke 04 y en el Walfe alemanes en las dos últimas campañas. 

 “Está siendo una buena aventura, el baloncesto me está permitiendo viajar. He jugado en EEUU, Alemania, varias ciudades españolas y ahora voy a ir a Francia. Me está abriendo la mente y me está forjando como persona. En el Walfe la experiencia personal fue buena, aunque como equipo no tuvimos fortuna y bajamos de categoría”, cuenta.

Atrás quedan sus inicios.  “Hice baloncesto de los 7 a los 11 años, después me pasé al fútbol y cuando tenía 14 años un grupo de entrenadores y directivos estaban cenando en el hotel de mi familia y me propusieron hacer una prueba para el cadete de Forum. Media 1,97”, recuerda. A Valladolid se fue y estuvo unos años hasta debutar con el primer equipo en aquel choque frente al Estudiantes. “Mi recuerdo es bueno, fue una época muy enriquecedora, puesto que pude compartir vestuario y día a día con jugadores de grandísimo nivel, y que han sido mentores para mí, como Efthimios Rentzias, Bernard Hopkins o Fernando San Emeterio”, apunta.

Con el Schalke 04 hace dos años.
Con el Schalke 04 hace dos años.

Y... ¿cómo se ve como jugador? “Me considero versátil, puedo jugar por dentro y por fuera de la pintura, con buen tiro de 5-6 metros incluso de triple, buen pasador...”, comenta. De momento, su idea es seguir en el basket “hasta que el cuerpo aguante o hasta que me canse”. Cuando llegue ese momento, su plan es “seguir con el negocio familiar, que es un hotel en un pueblo de la Sierra de Guara”, en las estribaciones de los Pirineos oscenses.