Antonis Fotsis: Un tapón que valió una Liga para el Real Madrid

Antonis Fotsis: Un tapón que valió una Liga para el Real Madrid
Un tapón que valió una Liga para el Real Madrid

Javier Ortiz Pérez

Muy joven con el Panathinaikos.
Muy joven con el Panathinaikos.

Seguramente estemos asistiendo a una de las últimas temporadas de Antonis Fotsis como profesional. Cumplirá 36 años el próximo mes de abril y, aunque tampoco está excesivamente envejecido, sí que no parece uno de esos jugadores que apuran el baloncesto hasta que ya no les queda un gramo de fuerza o simplemente no les llama nadie. Él quiere retirarse en el club de su vida, el Panathinaikos, donde desde el 2013 cumple ni más ni menos que su cuarta etapa profesional.

A Fotsis, aparte de conocerle muy bien por ser rival habitual de los equipos españoles, también le tuvimos por aquí un par de años, desde el 2003 al 2005, vistiendo la camiseta del Real Madrid. Sin llegar a ser un fichaje fracasado, sí que se esperaba algo más de un jugador que era ‘top’ en su posición, la de ‘3-4’, en Europa por aquel entonces. Pero no llegó a cumplir su jugosísimo contrato de tres temporadas y se marchó con un balance en dos años de 80 partidos ligueros y 9,9 puntos y 4,8 rebotes en 22 minutos.

Curiosamente, protagonizó una jugada absolutamente crucial. Suele hablarse mucho del triple de Alberto Herreros para ganar la Liga en Vitoria en 2005, pero no hay que olvidar que aquella canasta se produjo con 3 o 4 segundos todavía por jugarse. El Tau sacó de fondo y José Manuel Calderón se plantó en la canasta madridista para intentar darle la vuelta a la situación de forma desesperada, pero se encontró con el tapón de Fotsis, una auténtica atalaya desde sus 2,09 de estatura. No es de extrañar que en Grecia siempre le hayan llamado ‘Batman’ por su físico, al que no le falta ‘ADN baloncestístico’ porque su padre, Vangelis Fotsis, también jugaba. Con la selección puede presumir de tener una medalla de cada color: el oro del Eurobasket-2005, la plata del Mundial-2006 y el bronce del Eurobasket-2009.

‘Rookie’ con Shane Battier y Pau Gasol.
‘Rookie’ con Shane Battier y Pau Gasol.

Hubo un momento que parecía que podía ser el mejor jugador de Europa, el más digno sucesor de Toni Kukoc por estilo y condiciones. Nacido en la ateniense Maroussi, muy pronto el Panathinaikos se dio cuenta de que en el Ilyasiakos jugaba un diamante y le fichó. Con apenas 20 años ya había ganado su primera Euroliga. En el 2001 no fue raro que la NBA llamase a su puerta, aunque cayó demasiado atrás en el ‘draft’ (número 47) y eso no le ayudó en su rol en los mismos Memphis Grizzlies en los que también debutaba Pau Gasol. 3,9 puntos y 2,2 rebotes en 11,4 minutos fue su discretísimo balance. “Mi experiencia allí no salió como me hubiera gustado, por lo que preferí volver al baloncesto europeo y tener de nuevo un papel importante. Quizá en el futuro lo vuelva a intentar y entonces veremos”, contaba en el 2004.

Volvió inmediatamente a su Panathinaikos (aunque solamente un año) antes de embarcarse en la aventura española, donde a menudo se le reprochó su exceso de ‘sangre fría’. En ese sentido es un jugador poco griego, aunque sobrado de calidad sobre todo de cara al aro (no de espaldas). Encontró acomodo (y rublos) en el Dínamo de Moscú (2005-08) antes de otro regreso de tres años al OAKA (2008-11... ¡con dos Euroligas más!) y una nueva marcha, esta vez al Olimpia de Milán (2011-13). Desde entonces viste de verde, quizás definitivamente, para seguir acumulando títulos (ya lleva nueve ligas y cinco copas griegas). En los últimos tiempos ha sido noticia por recibir la ciudadanía turca (su madre tiene ese origen), un hecho muy poco habitual. 

Dos años en el Real Madrid.
Dos años en el Real Madrid.


 Básico en la selección griega.
Básico en la selección griega.