Millán López: Aquel debut, quizás el mejor día de su vida

Millán López: Aquel debut, quizás el mejor día de su vida
Aquel debut, quizás el mejor día de su vida

Javier Ortiz Pérez

En un entrenamiento.
En un entrenamiento.

Puede parecer una historia muy sobada, pero para cada uno que la protagoniza es distinta y especial. En este caso, nuestro hombre es Millán López, el típico chico ‘de la casa’ que debutó en la máxima categoría hace unos años con el CB Valladolid. Ese partido (en su caso, ante el Caja Laboral) quedó como una isla, aunque es todavía muy joven (22 años) y quién sabe lo que le depara el futuro. Actualmente está en el CB La Flecha, en Liga EBA.

“Fue uno de los mejores días de mi vida, por no decir el mejor de todos. Recuerdo el pabellón Pisuerga en todo su esplendor... Era maravilloso. Recuerdo que todos estaban involucrados en mi debut, tanto compañeros como entrenadores, afición y amigos. Pero sobre todo recuerdo a mi madre, Silvia. Se le caían algunas lágrimas de alegría. Fue algo precioso”, afirma el chico, un escolta de 1,85.

Y es que su madre fue clave para que empezase con las canastas. “De pequeño hacía todos los deportes posibles. A penas tenía tiempo. Mi madre me llevaba al parque a jugar al baloncesto y poco a poco me fui quedando solo con este deporte. Como jugador empecé en el Colegio San Agustín de Valladolid, y al poco tiempo me llamo mi ex entrenador Pablo Arias para que jugase en el Valladolid con los mejores”, recuerda.

¿Cómo se ve como jugador? “Mi palabra favorita para describirme sería Humilde... Hay que trabajar dentro y fuera de la cancha con un objetivo claro y siempre que hago algo, lo hago al 100%. Intentó ser siempre el primero en todo, en dar ejemplo mostrándolo ambicioso con el resultado. Esta mentalidad la he adquirido de mi antiguo entrenador, preparador físico y amigo David Enciso”.

Ahora, en La Flecha, acaba de vivir “una temporada muy complicada. El nivel de nuestra liga es alto y la madurez en el juego tiene un papel muy importante. A nivel competitivo la valoro muy positivamente. Estoy muy orgulloso de mi equipo. Roberto González es un entrenador excelente y profesional del que muchísimos jugadores querrían estar bajo sus órdenes”.

Imagen reciente.
Imagen reciente.

En sus planes está seguir jugando al baloncesto. “Es algo que me llena y que sería difícil dejarlo de lado. No obstante, también quiero terminar mi grado de Ciencias del Deporte”, concluye.