Dennis Williams: Experimento fallido en el Barcelona de 1993

Dennis Williams: Experimento fallido en el Barcelona de 1993
Experimento fallido en el Barcelona de 1993

Javier Ortiz Pérez

En la CBA.
En la CBA.

A muchos sorprendió que en el verano de 1993, el Barcelona se decidiese por Dennis Williams para ocupar la plaza vacante de extranjero exterior y que formase trío con Tony Massenburg y Fred Roberts. No faltó entonces la comparación, mirando a unos años atrás, con Kenny Simpson, otro escolta americano sin gran prestigio previo que acabaría triunfando en el Palau.

Es posible que Aíto García Reneses intentase lo mismo o que simplemente intentase ‘ganar tiempo’ a la espera de que se produjesen los descartes de la NBA. Por eso firmó a Williams un contrato de dos meses y, a la vistas que su rendimiento no había sido lo suficientemente bueno, no lo renovó, fichando en su lugar a un Corey Crowder con más posibilidades.

Y es que Williams era un jugador eminentemente ofensivo, pero poco más. Su mayor aval había sido ser el máximo anotador de la liga israelí la temporada anterior con el Hapoel Holon, con el que promedió 26,6 puntos. Se pensaba que repartiría más juego porque a eso aparejó 5 asistencias, pero no fue así.

Antes de ser cortado tras once partidos, en Barcelona acreditó 13,2 puntos y 2,5 pases de canasta. Su bajo porcentaje de triples (un 32%) acabó condenándole. De su rendimiento llegó a hablar el mismísimo presidente del Barça, Josep Lluís Núñez, cuando todavía no se había iniciado la temporada: “Es un jugador que entra mucho en la zona y a mí me gustaría que el tercer extranjero fuera un tirador exterior. Falta un poco planificar este tema para acabar de definir el equipo (...). El posible cambio de Williams ya estaba previsto cuando firmamos un contrato temporal, pero todavía no hay nada decidido”, soltó. Aíto le defendió: “Es un ganador y tiene el espíritu que todos deberíamos tener siempre. Debe olvidarse de las especulaciones sobre su futuro para jugar más concentrado y acoplarse al equipo”.

En ataque con el Barcelona 93-94.
En ataque con el Barcelona 93-94.

Crowder, pleno de confianza en sí mismo, no se cortó el día de su presentación: “Soy mejor que Dennis Williams”. Sí, al menos a nivel global el Barça mejoró y ganó la Copa del Rey en Sevilla.

Nuestro protagonista pudo acabar aquella temporada en Italia, en el Teamsystem Fabriano, sustituyendo a Stephen Bardo, y llegó a hablarse de que el Joventut se interesó por él en 1994. El resto de su carrera la pasó en el Hapoel Haifa de Israel (su ‘país fetiche’, ya que, además de en Holon, ya había estado en el Hapoel de Tel-Aviv), Bélgica, Turquía y Grecia. Su trayectoria se para allí, en el Piraikos,  en febrero de 1997. Anteriormente, también conoció Francia y la CBA en su intento (sin éxito) de hacerse un hueco en la NBA.

Desde entonces, poco se ha sabido de él más que el hecho de que hace unos años fue galardonado por el consulado israelí en el sureste de Estados Unidos por su contribución al baloncesto hebreo.