‘Rocky’ Jarana: De base de dos metros en Vitoria a ayudante en Sevilla

‘Rocky’ Jarana: De base de dos metros en Vitoria a ayudante en Sevilla
De base de dos metros en Vitoria a ayudante en Sevilla

Javier Ortiz Pérez

Caja de Álava 84-85.
Caja de Álava 84-85.

El basket español también tuvo (y tiene) a su ‘Rocky’ particular. Era un mote muy habitual entre los niños/adolescentes de finales de los 70 y principios de los 80 en referencia clara a las saga de películas protagonizadas dentro del mundo del boxeo por Sylvester Stallone. Si a uno le llamaban ‘Rocky’ era por ser un tío duro. Y Antonio Jarana seguro que lo era.

Ya que con nosotros ha sido un poco ‘escurridizo’, como fuente principal para hablar de él utilizaremos lo que habló hace unos meses con José Antonio Jiménez en muchodeporte.com. Jarana es de Sevilla, y ha ejercido durante casi muchas temporadas como ayudante de varios entrenadores del primer equipo de la capital andaluza, incluyendo la pasada temporada Luis Casimiro. Lo que no demasiados recuerdan es que hace más de 20 años (temporada 84-85) jugó en el Baskonia en la máxima categoría.

Según cuenta, fue un fichaje casi por casualidad. “Jugaba en el Club Natación Sevilla y organizamos un torneo en Navidad que disputaron en calidad de invitados Estudiantes, Caja de Ronda y Caja de Álava. Las cosas me salieron bastante bien y me quisieron fichar los tres equipos. Nino Morales, que jugaba en Caja Madrid, me recomendó que me fuera a Vitoria y por eso acabé allí”, comenta. Se trataba, asegura, de “un jugador atípico para la época porque era un base de casi dos metros. No había muchos entonces. (Jordi) Puig y poco más. Luego salió Montero y era más normal ver a directores de juego con esa altura. Lo de jugar de base se lo debo al primer entrenador que tuve, todo un enamorado de la técnica individual. No prestaba mucha atención a la altura y sí a las condiciones técnicas de cada jugador. Era bastante hábil y lo tuvo claro desde el primer día. Nunca jugué de pívot con él, siempre de base… aunque le criticaron bastante en su momento”.

Imagen reciente en el banquillo sevillano.
Imagen reciente en el banquillo sevillano.

El recuerdo que le quedó de Vitoria, donde solamente estuvo un año, fue “grato”, ganando incluso la Copa Asociación al CAI Zaragoza. “Hablo de vez en cuando con Iñaki Garayalde, Miguelito López Abril y con Pablo Laso, que era el junior del equipo”. Para él, “pasar de la Segunda División en Sevilla a la Liga ACB en Vitoria era un salto muy grande. Había que adaptarse a la nueva situación deportiva. Por eso jugué poco el primer año. Luego di prioridad a los estudios (es Licenciado en Derecho, aunque nunca ha ejercido) y quería seguir vinculado al baloncesto, con la opción de seguir estudiando. Para nada me arrepentí de tomar esa decisión”.

Jarana recuerda el “gran respaldo social” que tenía el club vitoriano, al que todavía le faltaban unos años para luchar con los más grandes. “No se veía, no se podía intuir. Pero Josean Querejeta, que era compañero mío, ya me dijo que quería que el club fuera importante en el panorama nacional, cosa que ha conseguido. Pero no creo que nadie lo imaginara a estos niveles. Es un espejo en el que mirarse si se tiene el respaldo social y político que ellos siempre han tenido”.