John Pelphrey: En Ferrol, su única experiencia como jugador profesional

John Pelphrey: En Ferrol, su única experiencia como jugador profesional
En Ferrol, su única experiencia como jugador profesional

Javier Ortiz Pérez

 Joven, con Kentucky, antes de fichar en Ferrol.
Joven, con Kentucky, antes de fichar en Ferrol.

Los únicos 16 partidos como jugador profesional de John Pelphrey fueron en Ferrol, en la temporada 92-93. Acto seguido, después de ser cortado por bajo rendimiento, empezó una interesante carrera en los banquillos de la NCAA que a partir de ahora continuará como asistente de Avery Johnson en la universidad de Alabama.

Durante nueve años fue él quien mandó, tanto en South Alabama (2002-07) como en Arkansas (2007-11). También ejerció como ayudante al principio, en Oklahoma State (1993-94), Marshall (1994-96) y Florida (1996-2002), adonde regresó recientemente en el mismo puesto (2011-15) bajo las órdenes de su amigo Billy Donovan.

Pelphrey se convirtió en una leyenda de Kentucky, donde jugó de 1988 a 1992 en unas circunstancias muy difíciles. La universidad había sido sancionada duramente por pagar a jugadores como Eric Manuel (que, por cierto, pasó por el Cornellá cuando era vinculado del Barcelona). Así es que el equipo tuvo que tirar unos años con lo que tenía, y lo que tenía era un puñado de jóvenes a los que les sobraba identificación. Con los Wildcats, dirigidos por Rick Pitino, incluso estuvo a punto de acceder a una Final Four en 1992, pero una canasta en el último segundo de la prórroga de Christian Laettner dio el triunfo a Duke.

Y es que Pelphrey es del estado de Kentucky, donde creció jugando a baloncesto y también a beísbol. Su camiseta con el 34 está retirada. No se esperaba de él una gran carrera como profesional y de hecho el único ‘draft’ en el que entró (y con el número 32) fue el de la CBA. En principio, su primer equipo europeo iba a ser el Dijon, que le cortó enseguida, sin dejarle debutar en liga. El OAR Ferrol (en aquel entonces con el patrocinio de Pescanova) buscaba tercer extranjero y le fichó porque era barato. Se pensaba que podía aportar entrega y tiro exterior, pero sus números fueron demasiado pobres incluso con las expectativas bajas. Casi siempre como suplente, jugó 16 partidos con 6,8 puntos en 14 minutos (36% en triples y 43% en tiros de dos...). Obviamente, su sustituto, Jimmy Oliver, era mucho mejor jugador.

En la actualidad, como entrenador.
En la actualidad, como entrenador.

Es llamativo que esta pequeña etapa suya en España no se mencione prácticamente nunca en lo mucho que se ha escrito sobre él como entrenador (tuvo una época en la que fue uno de los técnicos pujantes de la NCAA, aunque la cosa no acabó bien en Arkansas y tuvo que dar el mencionado paso atrás). Sí hay algo sobre ello en un reportaje en Sports Illustrated de 1992 que se habla sobre la canasta de Laettner. Una curiosidad: en el texto se compara a Ferrol con Seattle con el argumento de que ambas son lluviosas, costeras y en el noroeste del país...