Wayne Freeman: El primer base americano de la historia del basket español

Wayne Freeman: El primer base americano de la historia del basket español
El primer base americano de la historia del basket español

Javier Ortiz Pérez

Wayne Freeman - Huesca 83-84 (Foto: Nuevo Basket).
Huesca 83-84 (Foto: Nuevo Basket).

Ahora suena absolutamente chocante que desde 1983, cuando se produjo la fundación de la Liga ACB, hasta finales de aquella década, solamente hubiese un base norteamericano en toda la competición. Se llamaba Wayne Freeman y jugó para Huesca en aquella temporada ‘del cambio’, la 83-84, con impresionantes resultados, al menos a nivel individual.

El recuerdo de Freeman, aunque sin demasiados datos a los que agarrarse, perdura en el tiempo. Fue la pareja norteamericana de Jimmy Wright, un dúo absolutamente espectacular que absorbió enormemente el juego. Uno era el jugador creativo y agresivo de cara al aro; el otro, el ejecutor. Sin embargo, sus grandes actuaciones no sirvieron para que el conjunto aragonés lograse la permanencia. Superó en el primer ‘playoff’ al Hospitalet, pero acabó cediendo frente al Estudiantes.

Nuestro protagonista de hoy medía 1,95 y actuaba como ‘1’ fundamentalmente, aunque también podía ser escolta, claro, pasando Jordi Homs a dirigir. Esta vez no es una frase hecha lo de que su juego era algo nunca visto en España. Hasta entonces, ningún director de juego norteamericano había estado aquí, por lo que es de imaginar el impacto que produjo.: 20,5 puntos, 5,1 rebotes, 3,6 robos de balón... El dato de las 1,9 asistencias (que en aquella época se anotaban con mucha rigurosidad, solo cuando era un pase de canasta muy evidente) hay que dejarlo en cuarentena, claro. Todo eso sentándose apenas tres minutos cada partido. Lo que hemos comentado muchas veces: era otro baloncesto.

Se había formado en la universidad de Guilford, en Carolina del Norte, y procedía del baloncesto chileno, del San José. No había sido incluido en ningún ‘draft’, pese a que por entonces había diez rondas. Después de su experiencia a España, nunca regresaría a España, a no ser de paso, para jugar con otros equipos como el Hapoel Galyl Elyon israelí. 

Wayne Freeman  - Videocaptura en un partido televisado ante el Joventut.
Videocaptura en un partido televisado ante el Joventut.

Pasarían casi cinco años hasta que el Forum Valladolid, en la temporada 88-89, apostase durante unos meses por Fred Cofield, el segundo base americano en la historia del basket español. Después, ese movimiento se hizo cada vez más habitual, con una ‘época dorada’ en los 90 con jugadores como Andre Turner, Mike Anderson, Elmer Bennett o, más fugazmente, Kevin Pritchard.

Hace unos meses, en Sporthuesca.com, le dedicaban un cariñoso recuerdo a Freeman. Era “un jugador que llamaba la atención por su velocidad y bote de balón con ambas manos a pesar de ser diestro, su potencia de salto que utilizaba para elevarse sobre los rivales en los tiros de media distancia, y sus espectaculares mates que se esperaban ver en todos los pabellones y que en Huesca levantaban a los espectadores de sus asientos”, se escribe. En la reseña se topa con el mismo ‘problema’ que nosotros: muy poco o nada se sabe de él después de su retirada.