Nuno Marçal: Todavía es estrella en Portugal con 40 años

Nuno Marçal: Todavía es estrella en Portugal con 40 años
Todavía es estrella en Portugal con 40 años

Javier Ortiz Pérez

En Fuenlabrada.
En Fuenlabrada.

Siendo vecinos y con la apertura de las fronteras, no es nada raro que los mejores jugadores portugueses (excepto Carlos Lisboa, claro) hayan terminado jugando en España en algún momento de sus carreras. Es el caso de Nuno Marçal, que tuvo un paso testimonial por la actualmente denominada Liga Endesa (un partido con el Fuenlabrada 99-2000) y pasó dos temporadas completas en la LEB con el Murcia 2004-05 y el Huelva 2005-06.

Marçal daba el nivel, pero no tuvo suerte en ‘Fuenla’ entre unas cosas y otras. Había llegado siendo el mejor de su país, dominador absoluto de la liga local con la camiseta del Oporto. Alero alto (2,05), demostró mejor unos años después sus condiciones como triplista en la segunda categoría, donde acreditó 9,1 puntos en 18 minutos de media (ojo con el ratio, eh).

“Los recuerdos son los mejores por muchas razones. Para mí, es la mejor liga del mundo sin contar la NBA. Y la LEB Oro es una de las cinco mejores probablemente. Por lo tanto, haber tenido la posibilidad de jugar en ambas fue brutal”, comenta hoy en día, todavía en activo a sus 40 años. Está en el Maia Basket, donde continúa viviendo intensamente el baloncesto y siendo protagonista. En esta última campaña ha sido el máximo anotador de la LPB (22,8 puntos de promedio) y en la dos anteriores fue elegido como ‘jugador más valioso’.

Tres etapas en el Oporto.
Tres etapas en el Oporto.

Tanto Fuenlabrada como Murcia y  Huelva le encantaron, comenta, “sobre todo por el cariño que las aficiones me dieron. A día de hoy sigo teniendo contacto con mucha gente de esos lugares y mantengo interés por el resultado de mis anteriores equipos”. El Huelva desapareció, pero se puede dar por satisfecho con la excelente temporada tanto de Fuenlabrada como de Murcia.

¿Cómo se ve como jugador? “Sobre todo, yo creo que soy humilde y trabajador. Todos los días aprendo algo nuevo y esa es la clave para poder seguir jugando y disfrutando del basket. Una de mis principales características es el tiro de tres puntos, pero en los últimos años he mejorado mucho el tema del rebote. Soy un anotador, pero la madurez nos ayuda a valorar otros aspectos del juego”, analiza.

Tan contento está con una pelota naranja en las manos que afirma que “mientras mi cuerpo me lo permita, seguiré jugando. Pero no quiero solamente jugar por jugar. Quiero hacerlo con calidad, para aportar algo al equipo. No quiero ser uno más, quiero ser alguien que sigue marcando las diferencias. Solo así tiene sentido. Lo que he conseguido en las últimas temporadas lo dice todo, ¿no?”.

Sus planes pasan, pues, por “disfrutar cada día de lo que hago”. El pasado verano se sacó el carnet de entrenador de primer nivel, “pero aun no me veo lejos de la cancha. El futuro me ayudará a decidir cuándo terminará mi carrera. Mientras, seguiré haciendo lo que más me gusta”.

En la actualidad, con el Maia Basket.
En la actualidad, con el Maia Basket.